Gucci renace una vez más, ahora entre lentejuelas y estampados
Gucci renace una vez más, ahora entre lentejuelas y estampados
Redacción EC

(Bloomberg) - revive los años de auge que disfrutó durante la gestión de Tom Ford con una combinación de diseños coloridos y audacia digital, lo que derivó en un trimestre estelar para la empresa matriz Kering SA, cuyas acciones subieron a un récord.


El nuevo director creativo, Alessandro Michele, ha recurrido a un variado conjunto de estilos que va desde los estampados caprichosos hasta las lentejuelas para reanimar las ventas de Gucci, que en el primer trimestre crecieron al ritmo más rápido en 20 años. La nueva estética difiere mucho de los vestidos elegantes y el glamour de Ford, que llegó a reformular la moda a fines de la década de 1990, pese a lo cual las admiradoras se vuelcan a los nuevos ofrecimientos, tanto en las tiendas como –y sobre todo– online.

“Hicieron un gran trabajo de renovación de la oferta al tiempo que respetaban la tradición de la marca”, dijo Marco Pozzi, analista del sector minorista en ContactLab. “Es en verdad una obra maestra”.

Se trata del más reciente de varios renacimientos de una que fundó Guccio Gucci en Florencia en 1921. La compañía, popular en los años 60 y 70 por sus coloridos estampados florales, atravesó por momentos difíciles en la década de 1980 debido a disputas familiares antes de un renacimiento de la mano de Ford, cuya renovación de la marca llevó en 2001 a la compra de una participación de control por parte del precursor de Kering. Durante unos 10 años luego de la partida de Ford en 2004, a Gucci le costó cobrar fuerza bajo la gestión del matrimonio compuesto por la diseñadora Frida Giannini y el entonces máximo responsable Patrizio di Marco.

Las acciones de Kering, que tiene sede en París, subieron 11% el miércoles, luego de que la compañía diera a conocer un crecimiento muy por encima de las estimaciones de los analistas, impulsado por un aumento interanual de 48% de las ventas comparables de Gucci.

REDISEÑO DIGITAL
Al igual que otras firmas de lujo, Gucci se ha beneficiado de una recuperación de la demanda en China tras varios años deprimidos como consecuencia de la represión de prácticas corruptas, así como de un renacimiento del turismo europeo.

La marca ha sido más efectiva que muchas rivales en lo relativo a incrementar su oferta digital, rediseñar el sitio web e incorporar más productos desde que Marco Bizzarri se convirtió en CEO en enero de 2015. Dio a conocer un crecimiento de 86% de las ventas online en el primer trimestre, lo que dio un impulso de 60% a los ingresos por comercio electrónico de la división de lujo de Kering.

Gucci se asoció con mayoristas online, diseñó colecciones exclusivas para Net-a-Porter y lanzó un servicio rápido de entregas en 90 minutos en sociedad con Farfetch en 10 ciudades el pasado otoño (boreal). La marca también invierte en renovación de tiendas al tiempo que efectúa una leve reducción del espacio de ventas en un intento de aumentar la productividad de sus locales minoristas.

Mientras que Ford, que abandonó la marca en 2004, se hizo famoso por su uso del raso y el terciopelo, así como por los grandes escotes, los diseños de Michele presentan apliques bordados sobre diseños clásicos de Gucci, acompañados de motivos coloridos de jardines y animales. El CEO Bizzarri nombró al nuevo diseñador en 2015.

TAGS RELACIONADOS