Redacción EC

RAÚL MAYO

Medio centenar de campesinos de la comunidad de Uchuy Sihuis, distrito de Tintay Punco, provincia de Tayacaja (Huancavelica), llegaron a Huancayo para denunciar lo que consideraron un abuso por parte de patrullas del Ejército que el pasado viernes ingresaron a la localidad haciendo disparos y producto de ello .

El grupo se dirigió primero a la morgue para recoger el cuerpo de la víctima Olinda Martha García Huaroc (40), pero no pudieron, debido a que solo les iban a entregar la partida de defunción de la mujer y no del bebe de 7 meses que gestaba. Los campesinos manifestaron que se trata de dos víctimas: una madre y su hijo.

Luego marcharon hasta la sede de la División contra el Terrorismo de la Policía Nacional (Divincri), a un kilómetro de distancia, para exigir la liberación de los cinco detenidos durante la operación militar que ocasionó además dos heridos.

HABLAN LOS POBLADORES
Alberto Chávez, quien fue herido en el pie por un disparo y que permaneció retenido en su vivienda varias horas, manifestó que los militares tomaron el pueblo y dispararon indiscriminadamente, una prueba de ello es que la campesina muerta vive a dos cuadras de distancia y también se pueden ver los impactos de bala en las viviendas alrededor de la plaza de la localidad.

Eran por lo menos 80 militares de la base contraterrorista 43 de Huachocolpa, que ingresaron disparando cuando la población de encontraba descansando. Según Chávez, se trató de un abuso y un grave error que se quiso justificar presentando dinamita y evidencias que se encontraban en el pueblo.  

Isaías Pardo García (26), hijo mayor de la campesina muerta, narró que cuando se inició la balacera se encontraba durmiendo en la misma habitación del segundo piso de su vivienda, junto a su madre con 7 meses de embarazo. 

“Cuando se produjeron los disparos, mi madre se sentó y luego se desplomó. Acudí a ver lo que le había pasado y vi que tenía el cráneo destrozado. Aguardé hasta las cinco de la mañana, en que cesaron los disparos, y los militares se marcharon en camionetas. Salí a avisar a mis familiares y autoridades del pueblo lo sucedido. Mi padre y mi otro hermano se encontraban en la selva trabajando para enviarnos dinero”, contó Pardo.

“Queremos que nos den también el certificado de defunción de mi hermanito, al que mi madre ya le había puesto nombre y le iba a llamar Elías Pardo García”, anotó.

Raúl Estaya, secretario de las rondas campesinas, dijo que la incursión de los militares se produjo desde la una de la madrugada a 4:45 de la mañana, y que se trató de un abuso.

“Qué es lo que está pasando, una señora con 7 meses de embarazo falleció. Los campesinos piden que el presidente Ollanta Humala escuche y disponga la conformación de una comisión que investigue y que llegue al poblado de Uchuy Sihuas para que verifique si es que es cierto que existe terrorismo. Los congresistas por Huancavelica, Jesús Carrillo y Monterola también deben intervenir”, exhortó.

El rondero también refirió que su pueblo es tranquilo, pero ahora está aterrado por lo ocurrido. Indicó además que no es correcta la versión del Ejército sobre los disparos producidos contra los militares desde una tercera vivienda. “Hay cantidad de testigos que rechazan ello y no se puede tapar el sol con un dedo. Los detenidos son jóvenes que estaban tomando. Les dicen presuntos terroristas, pero son muchachos del pueblo que estudian. Los militares también ingresaron a mi casa y no encontraron nada”, insistió.

José Alberto Chavez Hinostroza (29),  secretario general de la junta directiva de la comunidad, manifestó que las autoridades locales reciben innumerables quejas por parte de los pobladores, que piden justicia.

Según agregó, no hubo enfrentamiento y tampoco hubo tres terroristas que dispararon a los miembros del Ejército, por lo que los hechos se denunciaron a la Defensoría del Pueblo.

EJÉRCITO RATIFICA SU VERSION
El comandante EP Félix Basilio, jefe de Relaciones Públicas de la Trigésima Primera División de Infantería, manifestó que el Ejército se ratifica en la versión oficial. Esta señala que, cuando las patrullas del ejército se encontraban realizando un operativo de rastrillaje, los pobladores alertaron de la presencia de personas extrañas y que les dispararon desde una vivienda, por lo que respondieron.

Asimismo, confirmó que a los cinco pobladores capturados se les encontró propaganda, dinamita, mecha, una granada de guerra, entre otros objetos.
        
DETENIDOS
En el operativo militar fueron detenidos Michael Mendoza Méndez, Constatinto Ureta Rojas, Rigoberto Aroné Reginaldo, José Alberto Chávez Hinostroza y Franco Nelzon Arone Aliaga. Este último, según informó el Ejército, reconoció tener el alias de “Camarada Vargas” y pertenecer a la columna que encabeza “Camarada David”, quien opera en la zona de Río Paraíso, en Quintabamba y Virgen Pampa, por la zona de Huachocolpa, cerca de los límites con la provincia de Satipo.