Luis García Bendezú

author

lgarcia@comercio.com.pe

Hay mucho temor entre los vecinos de los distritos altos de la ciudad de , capital de la región del mismo nombre. Ayer, cuando empezaba a oscurecer, varias familias de La Tinguiña y San José de Los Molinos seguían colocando sacos de arena en la puerta de sus casas. Otros vigilaban desde los puentes el caudal del río Ica y de la acequia La Achirana para alertar sobre la llegada de un huaico. 

El miedo es justificado. La Tinguiña y Los Molinos fueron los distritos más golpeados en la noche del martes cuando las lluvias activaron varias quebradas y causaron deslizamientos sobre zonas urbanas. 

El Comercio recorrió ayer algunos barrios de Ica y constató que el daño fue tremendo. Solo en la urbanización San Ildefonso, en La Tinguiña, unas 500 viviendas quedaron

El agua superaba el metro de profundidad en varios sectores y obligó a las familias a refugiarse en sus azoteas. La mayoría de viviendas son módulos de unos 60 metros cuadrados vendidos hace solo seis años. 

Esta urbanización no se inundó por el desborde del río ni de las acequias, sino por la venida de agua por la quebrada de Cansas, que no transporta agua, salvo en época de lluvias. 

“La zona donde está San Ildefonso es altamente vulnerable a los desbordes. Nosotros ya lo hemos advertido. Hay una enorme responsabilidad de los alcaldes que promovieron la urbanización de estas zonas”, dijo el gobernador regional de Ica, Fernando Cillóniz, a este Diario. 

Sólo en la urbanización San Ildefonso (en La Tinguiña) unas 500 viviendas quedaron inundadas (Foto: Rolly Reyna)

El Comercio constató que, hasta las 6 p.m. de ayer, ninguna motobomba extraía el agua acumulada en las calles de San Ildefonso. No obstante, por la noche el gobernador informó que ya se habían instalado dos motobombas de ocho pulgadas en San Ildefonso y otras dos en la avenida Siete, aledaña a la urbanización. 

Según los cálculos preliminares del Gobierno Regional de Ica, en La Tinguiña y Los Molinos se inundaron entre 1.000 y 1.500 viviendas debido a los huaicos del martes. No obstante, hay otros distritos [como Los Aquijes o Santiago] que quedaron afectados por las fuertes lluvias aunque en menor medida. Asimismo, según los reportes del Instituto Nacional de Defensa Civil, en toda la región hay unas cinco mil viviendas afectadas, lo que incluye a las provincias de Palpa, Nasca y Pisco.

—En emergencia—

Debido a las lluvias y los huaicos, el Gobierno declaró ayer el estado de emergencia en la región Ica por 60 días. Según el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, el objetivo es agilizar el envío de maquinaria y de ayuda humanitaria a las zonas más afectadas. 

Como representante del Gobierno, ayer llegó a La Tinguiña el ministro de Defensa, Jorge Nieto. Aterrizó en el estadio municipal del distrito e hizo un pequeño recorrido por San Ildefonso. Prometió enviar 200 agentes de las Fuerzas Armadas para ayudar a los damnificados. Su visita no fue del agrado de todos los vecinos perjudicados, quienes dijeron que se sentían abandonados por el Gobierno.

TAGS RELACIONADOS