Nasca: bebe nació muerta y personal de hospital la dejó en baño

Pacientes y distintos ciudadanos han denunciado maltratos y presuntas negligencias en el Hospital de Apoyo , del Ministerio de Salud, en la provincia de Nasca, región Ica.

Uno de los casos más recientes es el de Silsa Campos Malpartida, una mujer de 20 años que el viernes pasado -con seis meses de gestación- dio a luz a una bebe, pero los médicos le indicaron que esta ya tenía 48 horas de fallecida. La mujer asegura que no le dieron muchas explicaciones, y que solo le dijeron que había contraído una infección, la que finalmente afectó al feto. Pero eso no fue lo peor.

“La atención fue horrible. Sabían que venía por emergencia, pero los doctores me hicieron padecer. A mi bebe la dejaron en el baño”, contó a El Comercio Campos Malpartida, quien llegó al hospital aproximadamente a las 5 p.m. del viernes y fue dada de alta hoy. Justamente, la noche del viernes, un grupo de vecinos de Nasca que se queja por la mala atención en el nosocomio captó en imágenes en qué condiciones se había dejado a la bebe fallecida: estaba cerca de un urinario, sobre un tacho de agua y envuelta en papel. Luego, familiares de la madre se llevaron el cadáver y ayer le dieron sepultura. 

Sucesión de casos
Esa atención “horrible” de la que se quejó la joven también ha sido denunciada por otras personas. El programa “Punto Final” informó de casos como el de Gerardo Arce Álvarez, un hombre de 73 años que en marzo pasado sufrió un cuadro de hipertensión siendo atendido en el Hospital de Apoyo Nasca. Su hija Tatiana aseguró que en dicho establecimiento de salud, la doctora que atendió a su padre no tomó en cuenta la historia clínica de este, pues cuatro años antes había sufrido un infarto cerebral. “Esta médico solamente le bajó la presión y dijo que nos lleváramos a mi padre, que eso era todo”, contó la hija de Arce Álvarez..

Otro caso es de Florita Ortíz León, quien murió apenas a los 28 años el pasado 29 de junio, cuando llegó al Hospital de Apoyo Nasca con un fuerte dolor abdominal y sangrado en los genitales. “Mi esposa fallece por una negligencia médica […] No le sacaron los exámenes correspondientes. Simplemente el análisis de orina y de sangre, mas no la ecografía, que era más importante”, sostuvo su esposo William Simón.

Quien también tuvo una traumática atención fue Rosa Alarcón. A sus 35 años, en junio del 2014, iba a dar a luz a su primer bebe, pero este ya había fallecido. No fue sometida a cesárea a tiempo y señala que una acumulación de líquidos terminó con la vida de su bebe. “Yo tengo mi Seguro Integral de Salud (SIS), pero no había anestesiólogo. Querían que sea particular. Me querían cobrar S/. 1.500 para él y S/. 300 para la sala”, dijo refiriéndose al médico que la atendió.

Y por si fuera poco, los mismos ciudadanos que se quejan de la atención captaron el 6 de febrero del 2015 al doctor Néstor Quincho Espinoza, médico de turno, durmiendo y con signos de haber bebido alcohol, según refieren. 

Responde el director
Juan José Aguado, director del Hospital de Apoyo Nasca, reconoció que en el establecimiento de salud no se trabaja en condiciones adecuadas. “Hay muy buenos profesionales y no profesionales. Pero también, desgraciadamente, de los otros que no nos están ayudando y que nos han puesto en el ojo de la tormenta”, asegura.

Según acota, la falta de médicos hace que muchas de las 40 consultas que reciben en una mañana queden sin cubrirse. “Lo mínimo que deberíamos de tener para trabajar cubriendo las 24 horas de día son 35 médicos especialistas. Tenemos 10 y qué hacemos con los demás turnos”, manifestó. Finalmente, consideró que la solución podría llegar en noviembre, cuando se abra la sede del remodelado hospital. Respecto a varios de los casos señalados, dijo que hay elementos para que “de todas maneras” haya sanción para los médicos cuestionados.