(Foto: Indeci)
(Foto: Indeci)
Redacción EC

Los recientes incendios forestales en Brasil y Bolivia han encendido la alerta también en nuestro país. Según el (Indeci), desde julio hasta la fecha se han presentado 142 incendios, de los cuales solo queda uno activo en Apurímac.

► 
► 

El reciente caso ocurrió en Madre de Dios, donde más de 2.200 hectáreas han resultado afectadas en el año. Esta región causó preocupación por su cercanía con Brasil, donde se reportaron grandes incendios forestales.

El gral. Ricardo Seijas, coordinador del COEN en Indeci, indicó en comunicación con El Comercio que muchos de estos incendios se deben a la deforestación y el mal uso de los suelos por parte de agricultores y ganaderos. Por ello pidió la intervención del Ministerio Público.

"Nuestra selva se va regenerando pero, de todas maneras, cuando hay incendio se deterioran los suelos. Lamentablemente nuestros agricultores no están haciendo uso responsables de los suelos (...) Tratan de ganar terreno al bosque. Talan los bosques y los queman, con la finalidad de cambiar el uso, con fines agrícolas o ganaderos", indicó Seijas.

Sin embargo, estas prácticas no ayudan pues quitan humedad al suelo y estabilidad, permitiendo que se produzcan huaicos en zonas empinadas. “Ellos mismos están afectados”, precisó el coordinador del COEN. Recordó que esta actividad también es un delito contra los bosques y formaciones boscosas, sancionado con penas entre los 4 y 6 años de prisión efectiva.

"Se está disponiendo la participación del Ministerio Público (...), lo que estamos pidiendo es que se cumpla la norma", indicó Seijas. También agregó que Cusco y Madre de Dios son las regiones que más incendios forestales presentan.

Los incendios forestales han terminado por mostrar varias falencias. Por un lado, el Cuerpo de Bomberos del Perú ha señalado que no tiene la suficiente capacidad para atender estas emergencias, mientras el el gobernador de Madre de Dios, Luis Hidalgo, pidió que declare la emergencia ambiental.