Redacción EC

El programa social Pensión 65 del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) incorporó como un nuevo usuario en su último padrón al adulto mayor de la etnia Isconahua, José Pérez Rodríguez (68), quien vive en el distrito de Callería, provincia de Coronel Portillo (Ucayali).

Pérez Rodríguez, quien es uno de los últimos pobladores de esta etnia en peligro de extinción, ingresó al programa social en agosto. Él se suma a la pareja de adultos mayores de su etnia, Nelita Rodríguez Campos (que enseña isconahua a sus nietos) y Pablo Rodríguez Sangama, quienes ingresaron en el 2013 a Pensión 65.

De acuerdo a información del Midis, en la región Ucayali hay 8.873 usuarios de Pensión 65. De este total, 500 viven en los distritos fronterizos de Yurua, Purus, Tahuania, Sepahua, Raymondi, Masisea e Iparia.

El programa Pensión 65 tiene a nivel nacional un registro de 10.753 usuarios en 1.859 centros poblados amazónicos situados en 11 regiones.

—La historia de José—
Don José nació el 15 de diciembre de 1949. Según relata el Midis, el forma parte de la Reserva Indígena Isconahua y es uno de los nativos originarios que salió del aislamiento en la década de 1960. Integra una población en contacto inicial. Según su testimonio, sueña con construir una escuela en su pueblo para que perdure el isconahua, los bosques y su gastronomía.

“Quiero tranquilidad para mi familia y por eso aconsejo a mis hijos que trabajen, que no roben que sean pobres pero felices”, reflexiona don José quien en su lengua nativa se llama “Chibi Kawa”.

Isconahua significa “hijos del páucar” que hace alusión a un legendario pueblo nómada que habitaba en lo más alejado de la cuenca del Ucayali y, que para sobrevivir, se desplazaba en reducidos grupos. 

José retiró su primer pago de Pensión 65 en la agencia del Banco de la Nación ubicada en el puerto de Pucallpa. Llegó hasta la capital de la región por el río Ucayali en “pequepeque” (bote), desde su comunidad en el distrito de Callería.

Don José asegura en la actualidad en su comunidad solo quedan nueve personas que hablan su lengua, entre ellas cinco ancianos, y que los jóvenes y niños han empezado a practicarlo, gracias a los talleres de la Pontificia Universidad Universidad Católica del Perú, y que están elaborando un diccionario con su lengua originaria.

—Datos—
- En 1998, el Estado peruano creó la Reserva Territorial Isconahua, una de las 5 áreas para pueblos que, como el isconahua, están en aislamiento y en contacto inicial.
- En 1995, el estudio técnico para la creación de esta reserva, estimó que la población isconahua en aislamiento estaba conformada por 240 personas.

* Con información del Midis.