Redacción EC

Personal del Instituto Nacional Penitenciario () intervino en 17 cárceles del país, en donde se incautó teléfonos celulares, cargadores, chips, cuadernos con anotaciones y otros objetos prohibidos.

Julio Magán, jefe del INPE, informó esta tarde que la intervención se produjo ayer con la participación de más de 500 agentes. 

Las requisas se llevaron a cabo en los centros penitenciarios de Piura, Trujillo, Chiclayo, Yurimaguas, Juanjuí, Huánuco, Castro Castro, Huaral, Cañete, Huancayo, Ayacucho, Cusco, Puerto Maldonado, Camaná, Tacna, Arequipa y Juliaca.

“Con el fin de erradicar los celulares en los penales, con los que algunos internos realizan extorsiones a ciudadanos, hemos iniciado el megaoperativo limpieza 2015 a escala nacional. Lo vamos a implementar no solamente en estos 17, sino en todos los 67 establecimientos penitenciarios”, indicó Magán a Canal N.

Justamente, en las últimas horas se había difundido un video en donde se aprecia a reos del penal de Cañete -uno de los intervenidos- usando celulares con total normalidad e incluso movilizándose para buscar la mejor señal para comunicarse.

A los internos se les ve incluso apoyados en una pared en donde aparentemente hay mejor recepción de señal. Un preso del pabellón 2, condenado por robo agravado, sería quien alquila unos 30 celulares por 20 soles a la semana.