Estas personas han encontrado un refugio y un estímulo en la música, y hacen planes para perfeccionar sus habilidades y cantar juntos cuando salgan en libertad. (Foto: INPE)
Estas personas han encontrado un refugio y un estímulo en la música, y hacen planes para perfeccionar sus habilidades y cantar juntos cuando salgan en libertad. (Foto: INPE)
Redacción EC

Un grupo de internos del conformó el conjunto musical denominado Los Arquitectos de la Melodía. Se trata de los internos José Luis Requejo Yamunaqué (36), Luis Christopher Santacruz Pastor (32) y José Daniel Lozano Rojas (29).

LEE AQUÍ: INPE: internos de Tumbes y Lima pintaron murales por Semana Santa

Fue el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) el que informó sobre el proyecto musical de los internos, quienes ya hacen planes a futuro, e indicó que “como en todas las artes, la música se convierte en un medio liberador de la creatividad interior que se manifiesta mucho más en las personas que se encuentran recluidas, como una forma de catarsis a las presiones y el estrés permanente”.

También señaló que la disciplina artística es el camino más seguro para sensibilizar el espíritu del ser humano, ofreciéndole alternativas y oportunidades, sobre todo cuando se encuentra privado de libertad. Por ello, esto es parte prioritaria en su política de rehabilitación y/o resocialización.


Los tres amigos haciendo lo que más les gusta: tocar música y cantar. (Foto: INPE)
Los tres amigos haciendo lo que más les gusta: tocar música y cantar. (Foto: INPE)

Testimonios

José Requejo señaló que la música le hace sentir libre, que cada vez que se inspira, escribe y canta, y en esas circunstancias, le parece que no estuviera encerrado, pues le levanta el ánimo y su imaginación vuela. “Es como una terapia que alegra mi vida y mi corazón”, comenta.

“Mi proyecto de vida es la música. Soy compositor y cantante. Al salir, quiero dedicarme por completo a mi talento. Muchas personas me están animando. Desde niño cada vez que miraba algo que me llamara la atención, lo convertía en un tema y en mi oído sentía la melodía o canción que manifestara lo que estaba viviendo. Ahora conozco el valor del trabajo con el arte”, relató.

Mientras, Luis Santacruz contó que cuando toca la guitarra, “las horas vuelan”. Indicó que este instrumento le da fuerzas para seguir adelante. “Me pongo a cantar y me da ánimos. Esto me apasiona”, comentó.

Relató que cantan en el patio, donde los internos y el personal del penal los escuchan y los contratan. “Durante la pandemia, con las restricciones de las visitas, algunos amigos del penal nos buscaban para cantar a través del teléfono que hay en el patio una canción dedicada a su mamá. Otros para cantar las mañanitas en el día de su cumpleaños o una balada romántica por el aniversario de una pareja. Me siento feliz cuando mis compañeros se emocionan y cada vez que lo hacemos, me da mucha alegría”, narró.

Santacruz indicó que desea salir, trabajar y tener la oportunidad de estudiar música como carrera. “Quiero tener un grupo. Voy a esperar a José y a Daniel para formar nuevamente el trío y ser reconocidos en el Perú”, expresó.

(Foto: INPE)
(Foto: INPE)

En tanto, José Lozano contó que hace tres años y medio ingresó al penal pensando que para él todo había terminado, que su vida estaba destruida, pero en su pabellón conoció a unos internos que se dedicaban a la música. Fue así que lo conversaron, hicieron algunos ensayos y luego decidieron agruparse para componer e interpretar canciones, utilizando el tiempo en algo positivo.

“Lo que más extraño son los momentos con la familia, el aire puro de libertad que en la calle y con el diario vivir no lo valoramos”, comentó.

“Voy a trabajar para comprar nuestros instrumentos y continuar con este proyecto que hemos logrado en el penal”, añadió.

El INPE también difundió en sus redes sociales un videoclip de Los Arquitectos de la Melodía. Aquí lo puedes ver:

Los internos músicos componen sus propias canciones. (Foto: INPE)
Los internos músicos componen sus propias canciones. (Foto: INPE)
El patio les sirve de escenario a Los Arquitectos de la Melodía para darse a conocer. Los demás internos los escuchan y luego los contratan para que canten por sus cumpleaños o como un regalo para sus familiares, a través del téléfono. (INPE)
El patio les sirve de escenario a Los Arquitectos de la Melodía para darse a conocer. Los demás internos los escuchan y luego los contratan para que canten por sus cumpleaños o como un regalo para sus familiares, a través del téléfono. (INPE)
Los internos músicos cantando para una persona que los escucha al otro lado de la línea telefónica. (Foto: INPE)
Los internos músicos cantando para una persona que los escucha al otro lado de la línea telefónica. (Foto: INPE)

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS