Módulos Temas Día

Que vuelvan a casa: mujer escapó de un hospital para buscar a menor desaparecida

El pasado lunes 2 de abril, la última de las 5 hijas de Rita Salazar Quispe desapreció y a pesar del apoyo de familiares y vecinos aún no ha podido encontrarla

Al segundo día de la desaparición de Alexandra Flores Salazar, de dos años de edad, su madre, Rita Salazar Quispe fue internada de emergencia en el centro de salud del distrito de Mazamari, en la provincia de Satipo, región Junín, debido a que su salud había decaído a causa de un cuadro de estrés. Vestida con la bata del hospital, la mujer de 33 años fugó del nosocomio para continuar con la búsqueda de la última de sus cinco hijas.

-Desaparición-

Eran aproximadamente las 12:30 del mediodía del lunes 2 de abril, cuando Rita decide dejar a su niña a cargo de su pareja, Julio César Flores Tincopa, mientras ella retiraba los documentos de estudios de la escuela de dos de sus hijos para ser trasladados a otro plantel, en Huancayo.

Con los documentos en mano, la mujer que se dedica a la venta de
huevos de codorniz, llegó a su vivienda en Mazamari, y al preguntar al padre de sus niñas sobre la pequeña Alexa –como llamaban a la niña
de cariño- Julio respondió que había salido a la calle a jugar junto a su muñeca de trapo. Sin embargo, al conocer su desaparición, el vecindario ayudó en búsqueda. 

Con la voz entrecortada, Rita denuncia que inicialmente pidió a las autoridades policiales de Junín y serenos patrullar por la zona y ubicar a la menor que, según detalló, llevaba un vestido rojo, zapatos marrones, medias y short de color blanco, recibiendo como respuesta que no habían transcurrido 24 horas para catalogarla como desaparecida

A pesar de las movilizaciones y vigilias realizadas por la familia y vecinos, nadie ha dado con el paradero de la menor. “Hay personas malas que me llaman y comentan que han visto y escuchado que encontraron a una niña muerta, sin órganos; otros dicen estrangulada y eso entristece mucho. Mis lágrimas se han terminado y no me canso de buscar a mi hija”, contó la mujer.

-Presencia de agentes especiales-

Apenas unos días atrás, dos grupos especiales de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) viajaron hasta Mazamari a fin de ubicar a Alexandra Flores Salazar. Los agentes han interrogado a los padres de la menor, familiares y vecinos.

Tras las investigaciones se conoció que Rita Salazar hace dos meses atrás había tomado la decisión de separarse de su esposo. La mujer 
contó a los detectives que el padre de sus hijas bebía demasiado y la agredía físicamente, motivo por el cual decidió mudarse con sus hijas a la provincia de Huancayo. El día de la desaparición de la menor de dos años, Rita había viajado a Mazamari a retirar los documentos de sus hijas.

El Comercio intentó comunicarse en varias oportunidades con el padre de la menor, quien trabaja en un taller mecánico instalado en su mismo domicilio, en el óvalo San Cristóbal, pero no obtuvimos respuesta. Fuentes de este medio han precisado que el padre es uno de los sospechosos de la desaparición de Alexandra debido a la serenidad con la que actúa.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018
Ir a portada