Entre los fallecidos se encuentra un menor de 14 años e integrante de las rondas campesinas. (Foto cortesía: Antena Norte Huamachuco)
Entre los fallecidos se encuentra un menor de 14 años e integrante de las rondas campesinas. (Foto cortesía: Antena Norte Huamachuco)
Johnny Aurazo

Cuatro personas fallecieron de varios disparos la madrugada de este domingo en un enfrentamiento entre las rondas campesinas del caserío de Coigobamba, en la ciudad andina de Huamachuco (Sánchez Carrión, ), y supuesto personal de seguridad contratado por una minera que opera en la zona.

Entre los fallecidos se encuentra un menor de 14 años e integrante de las rondas campesinas. Las otras tres víctimas mortales, según las primeras investigaciones, habrían llegado a Huamachuco un día antes en un contingente de 120 personas para prestar seguridad en la mina, cuya área estaría en disputa.

El enfrentamiento se produjo a las tres de esta madrugada, cuando, de acuerdo con los ronderos, llegaron a la zona para cumplir su labor. En ese momento, un disparo, al parecer ejecutado por los presuntos agentes de seguridad, alcanzó al menor y se desató el tiroteo.

"Estábamos haciendo servicio de ronda y dispararon a mi hijo. Pido justicia porque nos atacaron a balazos", indicó Ferminda, madre del adolescente, quien falleció de un balazo en la cabeza.

Tras el ennfrentamiento, la policía llegó al lugar de los hechos y habría 13 detenidos, además de otras nueve personas heridas. Uno de los heridos identificado como Jean aseguró que un "señor de apellido Jara" los contrató para "cuidar una mina" a cambio de S/ 80.

Personal encargado de las investigaciones dijo a este Diario que entre los fallecidos habría un policía en retiro y que 'todos" serían de Trujillo. "Estamos investigando si tenían antecedentes", añadió.

Los heridos fueron trasladados al hospital Leoncio Prado de Huamachuco, ciudad ubicada a poco menos de cuatro horas de Trujillo en auto.

Coigobamba, en tanto, se ubica a unos 20 minutos de Huamachuco y a espaldas del cerro El Toro, una zona altamente contaminada principalmente por mineros ilegales e informales que desde hace unos 20 años extraen, entre otros minerales, oro para venderlo en otras ciudades del Perú.