Cuando el helicóptero MI 171 SHP de fabricación rusa de la Aviación del Ejército del Perú aterrizó esta mañana sobre cultivos inundados del centro poblado de Punguchique, en Cascas (), decenas de personas no tardaron en bajar hasta la nave para ayudar a retirar la ayuda humanitaria que llegó para ellos.

Punguchique es un caserío del distrito de Cascas, provincia andina de Gran Chimú. El río San Jorge o Chuquillanqui, afluente del Chicama, aumentó su caudal considerablemente producto de las lluvias y ha dejado incomunicado al pueblo porque el agua destruyó la carretera que lo unía con el resto de la región. Según el consejero regional Joel Díaz, las lluvias han dejado 60 familias damnificadas y 27 afectadas.

Con ayuda de miembros de la Aviación del Ejército Peruano, la población bajó del helicóptero más de dos toneladas de alimentos. La ministra de Desarrollo e Inclusión Social, , llegó en la misma nave y tras ayudar a repartir agua, fideos y otros productos, dijo que el Estado ha entregado hasta el momento 168.000 toneladas de alimentos a damnificados en 65 distritos de La Libertad.

Pero Punguchique no es el único caserío incomunicado en La Libertad. Se suman, entre otros, los distritos de Sayapullo, Lucma y Marmot, también de la provincia de Gran Chimú. En estos lugares el número de familias damnificadas superaría los 2.000, estimó el consejero Joel Díaz.

En Lucma, esta mañana fue rescatada Cecilia Arce Rodríguez, de 32 años. Tiene 35 semanas de embarazo y debía ser traslada de emergencia a Trujillo. Tras aterrizar en la capital de la región luego de treinta minutos de vuelo, la mujer esbozó una sonrisa y contó, feliz, que espera el nacimiento de su cuarto hijo.

Lea más...

El Niño costero empezaría a debilitarse hacia fines de abril — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)