La Libertad: minería ilegal a tajo abierto y con cianuro
Johnny Aurazo

Un tajo de 200 metros de profundidad hecho por mineros ilegales es lo primero que se  ve en Salpo, en , a 3.400 metros de altura. Pese a estar a unos pasos de la comisaría, del lugar se extrae ilegalmente oro de alta calidad. 

Más de mil mineros ilegales han destruido y contaminado el distrito con motores para sacar el oro y  decenas de pozas de cianuro, que separan el mineral de la piedra. 

Muchos cultivos están sembrados a los pies de las pozas de cianuro, pero el pueblo prefiere vivir callado pese a la grave contaminación ambiental. Incluso, de acuerdo con informes de inteligencia policial, el mismo alcalde distrital, Sigifredo Rojas Guevara, y su hijo Alan se dedican a la minería ilegal. 

La primera vez

Según un trabajo previo de inteligencia, en Salpo se practica minería en una zona de expansión urbana con uso desproporcionado de toxinas como el cianuro. Por ello, se la considera ilegal. 

El miércoles, la Coordinación Nacional de las Fiscalías Especializadas en Materia Ambiental intervino a los mineros ilegales en coordinación con la Presidencia del Consejo de Ministros y la Procuraduría del Ministerio del Interior. Durante unas cinco horas, 280 policías ejecutaron lo que es la primera acción de interdicción en La Libertad. 

De acuerdo con el informe final de la fiscalía, se intervinieron 38 campamentos y 39 pozas de cianuro. El coronel César Sierra Sanjinez, alto comisionado en Formalización Minera de la PCM, calificó la megaoperación de “exitosa”, porque “se incautó y destruyó más de lo previsto”. Sin embargo, no se capturó a ningún minero pese a la discreción con la que, se supone, se planificó la medida. 

Esta es la segunda mina ilegal más grande de La Libertad. Tiene 40 hectáreas de extensión.
 


El oro del socavón

La minería ilegal practicada en Salpo es comparada con la de Madre de Dios. En la región selvática se utiliza mercurio y se extrae el oro de los ríos; en el distrito liberteño, cianuro y a tajo abierto. “Los dos químicos son altamente tóxicos y pueden causar hasta la muerte, además de contaminar irreversiblemente la zona”, expresó Miguel Carrera Muñoz, perito ambiental del Ministerio Público. 

El oro de Salpo cruza La Libertad, atraviesa Lima y arriba a Nasca, donde se procesa el mineral. Cada campamento puede producir 80 gramos de oro en un solo día y cada gramo vale S/100 en el mercado negro. Es decir, en todo este lugar se producían unos 3 kilos de oro al día. 

“Se presume que el oro que aquí se extrae triplica su precio en Europa”, sostiene Evelyn Lamadrid, fiscal  del Distrito Fiscal del Santa.