“Es un desastre. Estamos viviendo un desastre”, lamenta Carlos Balarezo Mesones, jefe del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER ). La frase resume el panorama en esta región: calles y avenidas inundadas, y desagües colapsados, así como co-mercios y viviendas destruidas.

Desde la madrugada del jueves, lluvias intensas han caído sobre Lambayeque. La peor parte la han llevado los distritos de Chiclayo y José Leonardo Ortiz, donde habita casi la mitad de la población de la región (550 mil personas). Según las primeras cifras del COER, hay más de 14 mil familias afectadas, cerca de 3.500 damnificados, alrededor de 3.000 viviendas dañadas y cerca de 700 casas entre colapsadas e inhabitables. El 60% de afectados está en .

La situación se ha complicado aún más pese a que en la madrugada del viernes llovió menos (más de 5 horas) que en la madrugada del jueves (12 horas seguidas). Esto se debe a que ayer los desagües han empezado a colapsar y las paredes humedecidas han empezado a derrumbarse.

El jueves llovió por 12 horas en Chiclayo. Así quedaron algunas viviendas tras soportar las precipitaciones. (Foto: Johnny Aurazo)

A consecuencia de ello, dos personas han fallecido en esta región. Un ciudadano ecuatoriano murió el jueves en el distrito de Roque, mientras que un anciano falleció ayer en Chiclayo. El primero, identificado como Ángel Ramón Rivera Zambrano, se encontraba limpiando el techo de su vivienda cuando una pared debilitada por las precipitaciones se cayó y ocasionó que un cable de electricidad lo alcanzara en el cuerpo. Rivera vivía en el sector de Miraflores. 

Mientras tanto, Augusto Castañeda Alva (70) dormía en su casa del pueblo joven Buenos Aires, en Chiclayo, cuando una pared cayó y lo aplastó. Falleció al llegar al hospital luego de ser evacuado en una ambulancia. Según sus familiares, la pared lo golpeó fuertemente en el pe-cho.

El gobierno regional ha entregado 72 motobombas para todo Lambayeque, pero estiman que se necesitan por lo menos 80 motobombas más para poder dejar las calles sin agua. Se informó, además, que se han entregado 30 toneladas de ayuda humanitaria para la región.

El Ministerio de Salud (Minsa) ha declarado en alerta roja los cuatro hospitales y los 188 centros médicos de la región. Esto debido a que la red de alcantarillado ha colapsado y las autoridades temen el brote de alguna enfermedad como el dengue.

—En emergencia—

es otra de las regiones del norte golpeada por las lluvias. Ayer el río Tumbes se desbordó en las partes más bajas, luego de alcanzar un caudal de 800 m3 /s.

El director regional de Agricultura, Manuel Gonzaga, estimó que hasta el momento unas 460 hectáreas de cultivo han sido dañadas.

“Los más afectados han sido los cultivos de plátano, arroz y limón”, comentó Gonzaga. Él calculó que se necesitarán unos S/90 millones para las labores de mitigación y respuesta ante este desastre.

Piura es otra de las regiones que ha sufrido los daños más graves. (Foto: Ralph Zapata)

Los pueblos de El Limón, El Prado, Belén y Cabuyal están incomunicados debido a la activación de quebradas. Además, hay más de 100 familias en Puerto Pizarro cuyas viviendas han sido afectadas por las lluvias.

En , cientos de ómnibus y vehículos de carga pesada se quedaron varados durante más de 12 horas luego de que un huaico cayera sobre la vía Cajamarca-Ciudad de Dios, que conecta esta región con las ciudades de la costa.

Ante estas emergencias, el Ejecutivo declaró ayer estado de emergencia en Lambayeque, Tumbes, y 47 distritos de la región . La medida, que también fue dictada la semana pasa-da para las regiones Ica, Arequipa y Huancavelica –también afectadas por las lluvias– tendrá vigencia de 60 días.

Lluvias continuarían hasta el jueves 9

El pronosticó que las lluvias de moderada magnitud que se vienen presentando en varias regiones del país se intensificarán y prolongarán hasta el jueves 9 de febrero.

Tania Ita, meteoróloga del Senamhi, explicó que las lluvias más intensas cayeron en la región Lambayeque: en un metro cuadrado se acumularon hasta 110 litros de agua.

Según Ita, esto se debe a la presencia de un fenómeno de El Niño débil, tal como lo anunció el Comité Multisectorial del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño ().

La especialista indicó que el fenómeno de lluvias también podría presentarse en la sierra desde Cajamarca, La Libertad y Áncash, hasta Ayacucho, Arequipa y Apurímac, pasando por Lima, Junín, Huánuco, Huancavelica, Ica y Pasco.