(Foto referencial)
(Foto referencial)

La madrugada del último martes, la Policía Nacional capturó a 23 presuntos integrantes de la organización criminal El Nuevo Dragón Rojo, en un megaoperativo que se desarrolló de forma simultánea en tres regiones del país: La Libertad, Lambayeque y Áncash.

Para la detención de los sospechosos, la policía allanó, además, 32 inmuebles, uno de ellos ubicado en la calle Lima N° 13, de propiedad del ex alcalde de Pacasmayo y actual candidato al sillón municipal del mismo distrito, Víctor Ladislao Alayo León, de 58 años de edad y militante de Alianza para el Progreso (APP), partido fundado por César Acuña Peralta.

Según las investigaciones, Víctor Alayo, quien estuvo preso años atrás en el penal El Milagro de Trujillo por presuntos actos de corrupción durante su gestión, es sospechoso de tener vínculos con el presunto cabecilla de la organización criminal, Jesús Rugly Cabanillas Serrano, detenido también la madrugada de ayer, pues mantenían comunicación telefónica, de acuerdo con interceptaciones al celular de Cabanillas.

Además, un testigo y un grupo de delincuentes detenidos este año habrían señalado al ex burgomaestre de Pacasmayo como uno de los encargados de traficar terrenos para la organización criminal.

Alayo, sin embargo, no se encontraba en su domicilio cuando la policía allanó su vivienda. El director nacional de Investigación Criminal de la Policía Nacional del Perú, general PNP Miguel Núñez Polar, dijo la mañana de ayer en Trujillo que sobre el ex alcalde no recaía orden de detención por disposición judicial. "Por eso no fue capturado. Se ha allanado su vivienda para la recopilación de documentos", expresó.

El Comercio intentó comunicarse con Víctor Alayo la tarde de ayer para conocer su versión, pero no respondió las llamadas telefónicas.

-Crearon empresa de seguridad-

La organización criminal El Nuevo Dragón es un remanente del grupo criminal Dragón Rojo, desarticulado parcialmente en noviembre de 2015. Tras la captura de su cabecilla, Pedro Pablo Pairazamán Alcántara, Jesús Cabanillas, se encargó de la reorganización de la banda y tomó la batuta.

El grupo criminal operaba en La Libertad y se extendió hasta Lambayeque y Áncash desde 2015. Se dedicaba a la extorsión, la usurpación agravada de terrenos y la tenencia ilegal de armas de fuego.

Además, utilizaba sindicatos de construcción civil para realizar el cobro de cupos y el tráfico de terrenos. Entre los detenidos también figuran tres presuntos traficantes de terrenos: Judith Ullón Mejía, Nicolás Nomberto Salazar y Víctor Roncal Castillo.

El general PNP Miguel Núñez Polar añadió que la organización criminal creó una empresa de seguridad para brindar seguridad a cambio del pago de cupos a los mismos agraviados.

Entre los detenidos también figuran un menor de 14 años y una adolescente de 17. La función de estos, según la policía, era dejar cartas extorsivas a los agraviados.

Otro que fue capturado es Billy Joel Abanto Cahuaza, lugarteniente del grupo criminal y cuñado del ex cabecilla de la organización, Pedro Pairazámán, informó la policía.

Algunas de las víctimas de este grupo criminal fueron propietarios de cebicherías, restaurantes y empresas dedicadas a la construcción.

El Nuevo Dragón Rojo cometía también asaltos con arma de fuego contra propietarios de grifos, restaurantes, estaciones de servicio y dueños de fundos.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS