Módulos Temas Día

Los mensajes más contundentes del papa Francisco a religiosos

Durante su discurso, el papa Francisco también agradeció a los religiosos por el esfuerzo hecho para llevarlo hasta el seminario trujillano

Continuando con su visita a Trujillo, en La Libertad, el papa Francisco se reunió con sacerdotes, religiosos y seminaristas de las 11 circunscripciones eclesiásticas del norte de Perú en el Colegio Seminario SS. Carlos y Marcelo.

Durante su discurso, el papa Francisco agradeció a los religiosos por el esfuerzo hecho para llevarlo hasta este seminario. Asimismo, recordó la vida de Toribio de Mogrovejo, uno de los primeros santos latinoamericanos.

“Estar aquí y con ustedes es sentir que estamos en una de esas «cunas» que gestaron a tantos misioneros. Y no olvido que esta tierra vio morir, misionando, a santo Toribio de Mogrovejo, patrono del episcopado latinoamericano”, dijo.

El eje de su discurso giró en torno a la virtud de ser memoriosos de quienes llevan una vida dedicada a la espiritualidad. 

“Nosotros, consagrados, no estamos llamados a suplantar al Señor, ni con nuestras obras, ni con nuestras misiones, ni con el sinfín de actividades que tenemos para hacer. Simplemente se nos pide trabajar con el Señor, codo a codo, pero sin olvidarnos nunca de que no ocupamos su lugar”, resaltó el papa Francisco a los seminaristas, monjas y sacerdotes reunidos.

El ser memoriosos fue uno de los ejes de su discurso, por lo que aconsejó a los religiosos católicos a que "ser memoriosos nos libra de la tentación de los mesianismos. Esta tentación se combate de muchos modos, pero también con la risa", dijo el papa Francisco.

En otro momento de su discurso, Su Santidad instó a la comunidad religiosa a no perder "la alegre conciencia de sí". "Rían en comunidad, y no de la comunidad o de los otros. Cuidémonos de esa gente tan pero tan importante que, en la vida, se ha olvidado de sonreír", aconsejó.

Agregó a que "no se vuelvan profesionales de lo sagrado olvidándose de su pueblo, de donde los sacó el Señor. No pierdan la memoria y el respeto por quien les enseñó a rezar".

Hacia el final, el papa Francisco se refirió a los autoritarismos y la unidad. "Jesús nos envía a ser portadores de comunión, de unidad, pero tantas veces parece que lo hacemos desunidos y, lo que es peor, muchas veces poniéndonos zancadillas", dijo Su Santidad.

"No caigamos en la trampa de una autoridad que se vuelva autoritarismo por olvidarse que, ante todo, es una misión de servicio", le dijo el papa Francisco a los religiosos reunidos el sábado en Trujillo.

MÁS DE PERÚ

Leer comentarios ()

Subir
Ir a portada