Johnny Aurazo

Una comisión de 20 integrantes de la Guardia Suiza y la Gendarmería Vaticana arribó este martes a Trujillo, región La Libertad, para preparar el dispositivo de seguridad que se ejecutará durante la visita del papa Francisco a esta ciudad, el 20 de enero.

A las 9 a.m., la delegación extranjera visitó el balneario de Huanchaco, donde el Sumo Pontífice oficiará una misa desde las 10 a.m. Luego se trasladó al barrio de Buenos Aires, lugar donde el papa Francisco sostendrá un encuentro con damnificados de El Niño costero.

Luego, la delegación se dirigió a la sede del colegio Seminario de San Carlos y San Marcelo y al Arzobispado de Trujillo. En este sitio, Su Santidad se reunirá con sacerdotes y religiosas.

Los extranjeros estuvieron acompañados del arzobispo metropolitano de Trujillo, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, además de decenas de agentes de la Policía Nacional y autoridades como el gobernador regional de La Libertad, Luis Valdez, y el alcalde provincial de Trujillo, Elidio Espinoza.

“Esta visita es muy importante para nosotros, pues prácticamente comenzamos la cuenta regresiva de la visita del Papa a nuestra ciudad. Se han hecho algunas pequeñas observaciones, pero podemos decir que estamos listos en materia de seguridad para recibir al Santo Padre el 20 de enero”, manifestó el vicecoordinador de la visita del Papa en Trujillo, padre Hipólito Purizaca Sernaqué.

-¿Quiénes son?-

La Guardia Suiza es el cuerpo de seguridad del Papa y la Santa Sede. La integran poco más de 100 soldados, todos ellos entrenados en autodefensa y protección de jefes de Estado.

Para ser parte de este cuerpo de seguridad se debe tener ciudadanía suiza, haber concluido la instrucción básica en las Fuerzas Armadas de esa país, nunca haberse casado, tener un título profesional o grado de secundaria, medir por lo menos 1.74 metros, ser católico, entre otros requisitos.

MÁS DE PERÚ