Los Plataneros: 'Cara de perro' habría fugado a Bolivia
Los Plataneros: 'Cara de perro' habría fugado a Bolivia
Johnny Aurazo

La hipótesis de que 13 presuntos integrantes de la organización criminal han fugado del país sigue cobrando fuerza en . Ayer, la magistrada Lea Huayán Huaccha, de la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada (Fecor) del Ministerio Público de Trujillo, afirmó que Otis Antenor Cabrera Loyola, alias ‘Cara de perro’ o ‘Chino Otis’, logró pasar la frontera con Bolivia.

“Mientras nosotros estamos discutiendo la detención [de Los Plataneros], Otis ya fugó a Bolivia”, manifestó Lea Huayán durante la audiencia de apelación de prisión preventiva que ratificó el encierro de otros cuatro presuntos miembros de la peligrosa banda en el penal El Milagro de Trujillo.

Según la investigación del Ministerio Público, ‘Cara de perro’, de 44 años de edad, se encargaba de amenazar de muerte a los empresarios que la banda extorsionaba. “Exige el pago de cupos coordinando con Renato Velásquez Montoya”, dice la acusación.

El 16 de julio, Otis y otros 13 supuestos miembros de Los Plataneros –'Chiquilín' fue capturado tres días después– lograron fugar del megaoperativo que montaron el Ministerio Público de Trujillo y la Policía Nacional para capturar a un total de 27 integrantes de la banda. El 26 de agosto, la fiscalía logró que la Corte Superior de Justicia de La Libertad ordene la pronta captura de los imputados y les dicte prisión preventiva por 18 meses.

En diálogo con El Comercio, el abogado de ‘Cara de perro’, Henry Cisneros Lora, aseguró, sin embargo, que su patrocinado no ha fugado a Bolivia y se encuentra en Trujillo. “Por qué entonces no se pone a derecho? Ya lo hizo el 25 de agosto –un día antes de que se ordene su captura–, cuando dio su testimonio ante el Ministerio Público. Él es inocente”, afirmó Cisneros. 

Los cabecillas de la banda, los esposos César Velásquez Montoya 'Chino Malaco' y Érica Rodríguez Arce 'Érica Platanera', también siguen prófugos de la justicia y la misma policía no descarta que ya hayan fugado del país.