Sacerdote es acusado de tocamientos indebidos en bus [VIDEO]
Johnny Aurazo

Una joven mujer identificada como Natalia Otoya Tirado acusó a un sacerdote de tocamientos indebidos cuando ambos viajaban de Lima hacia , , en un ómnibus interprovincial el último fin de semana.

Según la denuncia, el sacerdote, Fausto Dávila, le comenzó a tocar el cuerpo mientras ella dormía. “Más o menos a las tres de la mañana sentí los tocamientos. Fueron momentos muy incómodos. Forcejeé con él y le saqué la mano de mi cuerpo”, narró la agraviada al canal local UCV Satelital.

Al llegar al terminal de la agencia de transporte interprovincial en Trujillo, Natalia Otoya siguió encarando al sacerdote y este le pidió disculpas por su atrevimiento, además de ofrecerle dinero para que no lo denuncie. “Por favor, qué es lo que desea. Yo le puedo dar lo que desee… a cambio algún favor. No sé, trabajar, algo. Como desperté y usted estaba pegadita, yo pensé que…”, se escucha decir al sacerdote en un video que la misma agraviada grabó y luego subió a su cuenta de Facebook.

No sabía que era sacerdote

Otoya confesó luego que desconocía que Dávila era sacerdote y que incluso este oficiaba misas en la misma Catedral de Trujillo. Ante esta situación, pidió que sea sancionado por la Iglesia Católica por ser “un peligro” para la sociedad. “Me parece que tendría que haber una sancionar ejemplar porque estamos exponiendo a nuestros niños y las mujeres”, afirmó.

La agraviada denunció el hecho en la comisaría de El Alambre, en Trujillo. Mientras tanto, el Arzobispado de Trujillo emitió hoy un comunicado en el que admite que Dávila “ejerció su servicio ministerial en Trujillo hasta el 31 de mayo de este año”.

“El arzobispado no tiene ninguna autoridad jurídica ni pastoral sobre este sacerdote […] por estar destinado a otra Jurisdicción Eclesiástica; por lo cual, inmediatamente, se ha comunicado a sus superiores, quienes son los que deberán tomar las acciones correspondientes ante lo sucedido”, se añade en el comunicado.