Redacción EC

Este martes se dio a conocer el tercer hallazgo de restos óseos de niños, parte del sacrificio masivo de menores del antiguo Perú que tuvo lugar en la zona de Pampa La Cruz, en Huanchaco (). Estos entierros ocurrieron durante el periodo de la cultura Chimú (1100 – 1400 d.C.).

► 

-Cronología de los hallazgos en Pampa La Cruz y Las Llamas-

19 de marzo 2018

Al menos 50 entierros preíncas de unos 600 años de antigüedad fueron hallados el 19 de marzo del 2018 en Pampa La Cruz. Los esqueletos fueron encontrados en ocho calles del centro poblado Las Lomas. Se hallaron también vasijas de cerámica, artefactos de metal, restos óseos de camélidos y en algunos casos con conchas de spondylus. El primer hallazgo, previo a este, se realizó el 23 de octubre del 2017.

Los entierros corresponden a la cultura Chimú, y fueron encontrados durante el desarrollo del Proyecto de Rescate Arqueológico Las Lomas de Huanchaco 2017 – 2018.

30 de abril 2018

Un equipo interdisciplinario internacional, que contó con el financiamiento de National Geographic Society y estuvo liderado por el arqueólogo peruano Gabriel Prieto (Universidad Nacional de Trujillo) y John Verano (Tulane University), mostraron las evidencias del sacrificio masivo de niños más grande de América.

Durante las indagaciones, se encontraron los restos óseos de más de 140 niños y 200 llamas jóvenes, que parecen haber sido sacrificados en el marco de un ritual que ocurrió hace unos 550 años en la entonces capital de la cultura Chimú, antes de que fueran conquistados por los Incas.

El sitio donde se encontraron estos restos humanos y de animales fue Huanchaquito - Las Llamas, en el distrito de Huanchaco. En el lugar, conocido solo como Las Llamas, se hallaron en el año 2011 los restos óseos de 42 niños y 76 llamas durante una excavación de emergencia, también dirigida por Prieto. Los lugareños habían alertado de la presencia de más restos humanos.

La capa de lodo que se encontró durante las excavaciones puede proporcionar una pista de por qué se dieron estos entierros. Ellos sugirieron que fue el resultado de lluvias e inundaciones intensas en la costa y, probablemente, asociadas a un evento climático relacionado con El Niño.

El lugar donde se encontraron los restos. (Foto: Gabriel Prieto)
El lugar donde se encontraron los restos. (Foto: Gabriel Prieto)

2 de mayo 2018

Luego del hallazgo de abril, se inició una nueva etapa en la investigación arqueológica en el sector conocido como Las Llamas, informó Gabriel Prieto, arqueólogo y catedrático de la Universidad Nacional de Trujillo. Arqueólogos emprenden nuevas excavaciones e investigaciones. 

8 de junio 2018

Un mes después, los arqueólgos encargados del proyecto dieron a conocer que se hallaron 56 esqueletos más de niños sacrificados en Pampa La Cruz. Los restos habrían sido enterrados entre los años 1200 y 1400 d.C. Fueron descubiertos en los primeros días de mayo. Alrededor de los cuerpos se encontraron restos óseos de 30 llamas jóvenes de menos de un año de edad.

El arqueólogo trujillano Gabriel Prieto, director del Programa Arqueológico Huanchaco, dijo en aquella fecha a El Comercio que este hallazgo permite defender la teoría de que Huanchaco fue "un lugar de sacrificios humanos sin precedentes en la historia del mundo". "No hay otro lugar en el planeta donde haya tantos entierros de esta naturaleza", añadió.

Los restos óseos de más de 140 niños y 200 llamas jóvenes encontrados en el sector Las Llamas, en Huanchaquito, fue a pocos kilómetros de donde fueron hallados estos 56 esqueletos.

► 17 de enero 2019

El equipo de arqueólogos liderado por Gabriel Prieto encontró 132 restos de niños y 260 llamas jóvenes en Pampa La Cruz. El hallazgo se suma a los restos de la zona de Huanchaquito-Las Llamas (a 1,5 kilómetros de Pampa La Cruz), que fue presentado en abril del 2018 y es considerado, hasta la fecha, como el sacrificio masivo de niños más grande de América.

En este descubrimiento, los investigadores observaron la presencia de textiles con representaciones de deidades y ornamentas en buen estado de conservación.

17 de agosto 2019

El arqueólogo Gabriel Prieto informó que tras las excavaciones en la Huaca de los Sacrificios, en la zona arqueológica de Pampa La Cruz, se encontraron los restos completos de dos kogias, cachalotes pigmeos que fueron ofrendados por hombres de la cultura Moche y tendrían una antigüedad de más de 1.500 años.

Según la información de los científicos, la ceremonia de ofrendas con las especies marinas más grandes conocidas hasta hoy se celebró hace más de 1.500 años, frente a las costas de Huanchaco por los hombres de la cultura Moche (100-700 d. C.). Los antiguos peruanos tuvieron como objetivo fundar y construir un templo sagrado, probablemente destinado al culto de una deidad que dominaba los grandes océanos.

Hasta el momento, Prieto y su equipo han hallado cinco especies marinas que sirvieron de ofrenda durante esta ceremonia, compuesta por tiburones, peces luna o sol, atunes y rayas.

27 de agosto 2019

El equipo de arqueólgos informó del hallazgo de 2 restos óseos de niños sacrificados en el sector Pampa La Cruz. Los menores fueron sacrificados en un ritual de la cultura Chimú con la finalidad de aplacar la ira de la naturaleza debido a catástrofes naturales ligadas a El Niño.

Síguenos en Twitter como

TAGS RELACIONADOS