Luego de que esta mañana un grupo de presos del penal de  se amotinara y se enfrentara a agentes del INPE tras la muerte de un interno en un incendio, el titular de la Defensoría del Pueblo de , Julio Hidalgo Reyes, dijo que la situación ha sido controlada.

Producto de los lamentables hechos, 43 internos resultaron heridos (incluyendo a los 13 presos heridos en el incendio), así como 12 agentes del INPE, comunicó Hidalgo.

El motín se generó luego de que en la madrugada un preso falleciera y 13 resultaran heridos en un incendio generado supuestamente tras una gresca entre compañeros de pabellón por la pérdida de unas zapatillas.

Al momento, los familiares continúan afuera del penal debido a que exigen que se permitan las visitas de varones programadas para hoy. Cabe mencionar que el pabellón de máxima seguridad sí recibió visitas.

Horas de tensión

Más temprano los internos quemaron colchones en el techo de uno de los pabellones y un centenar de familiares intentaron quebrar la seguridad del recinto ante la incertidumbre sobre la situación de sus seres queridos. La policía logró controlar esto último.

Los reos habrían aprovechado las gestiones que se realizaban posteriormente al siniestro para salir de sus celdas y enfrentarse al personal del penal. Los agentes penitenciarios, durante varias horas, realizaron disparos y arrojaron bombas lacrimógenas.