Redacción EC

Un ingeniero ambiental creyó que había sufrido una posesión demoníaca e intentó suicidarse cortándose los testículos, dentro de una iglesia evangélica ubicada en Contamana, Loreto.

José Luis Zumaeta Cauper, de 31 años, fue llevado al templo por sus familiares cuando entró en crisis por “leer libros satánicos”. Allí sacó un cuchillo de cocina que tenía escondido entre sus prendas y se infirió los cortes en la zona genital.

“También intentó cortarse las venas de ambas manos y la yugular”, informó una de las personas que acudió en su auxilio.

Zumaeta fue trasladado de emergencia al Hospital Regional de Pucallpa en una avioneta. Personal médico de ese nosocomio dijo que, al parecer, un trance nervioso lo llevó a intentar automutilarse.