Representantes indígenas de las doce cuencas amazónicas, quienes acataban una huelga indefinida desde el 5 de julio entregaron este jueves las instalaciones de la Estación 5 de , ubicada en el caserío de Félix Flores, distrito de Manseriche, provincia de Datem del Marañón () a una comisión de Alto Nivel liderada por el viceministro de Gobernanza Territorial de Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), Raúl Molina y el ministro de Energía y Minas Francisco Ísmodes.

► 

A su llegada a la ciudad de Jaén (Cajamarca), el viceministro de Gobernanza Territorial, Raúl Molina, resaltó que la entrega de la Estación 5 (que estuvo tomada por 13 días por las comunidades indígenas indígenas) fue producto del diálogo del Gobierno con los dirigentes indígenas.

El miércoles 17, en la víspera del viaje de la comisión de Alto Nivel, el ministro Ísmodes saludó la decisión de las comunidades de levantar la medida de protesta. Además, expresó la disposición del Ejecutivo de continuar con el diálogo.

Las autoridades dialogaron por varias horas con los lideres indígenas en la Estación 5. Tras ello, se hizo entrega de las instalaciones con el compromiso de restablecer el diálogo en una mesa de trabajo para el próximo 1 de agosto en la ciudad de San Lorenzo, capital de la provincia de Datem del Marañón, donde estaría el presidente de Consejo de Ministros, Salvador Del Solar.

Asimismo, este viernes se instalará una mesa técnica para los trabajos que realizarán los equipos de las federaciones indígenas y PCM para consensuar tres puntos de la agenda referida a: hidrocarburos, plan de vida post petróleo y proyectos inmediatos 2019.

"Nosotros hemos cumplido y ahora falta que ellos cumplan con los compromisos, caso contrario nuevamente tomaremos medidas de fuerza y acciones de defensa en nuestro territorio”, dijo el dirigente indígena Ismael Pérez Petsa.

Por su parte, el Ministro de Energía y Minas Francisco Ísmodes, conversó con los lideres indígenas asegurando que el estado peruano viene trabajando adecuadamente bajo la plataforma que han presentado los pueblos afectados.

“Estamos convencidos que el diálogo es el camino correcto para llegar a un buen entendimiento y tomar decisiones por el bien de los pueblos indígenas. Vamos a seguir trabajando con ellos para que tengan acceso a salud, educación, saneamiento básico, entre otros. Realmente, están demostrando que existe disponibilidad de diálogo para el 1 de agosto en San Lorenzo”, expresó el titular de Energía y Minas Francisco Ísmodes.

La toma de la Estación 5 empezó el pasado 6 de julio, un día después del inicio de la huelga indefinida. Sin embargo, no todas las organizaciones indígenas estaban a favor de esta medida de protesta.

En Manseriche, la población de Saramiriza (capital del distrito) y de la comunidad nativa Nuevo Progreso, afectados directos por el derrame de petróleo en el kilómetro 237 del Ramal Norte del Oleoducto Norperuano, había solicitado al Gobierno dialogar directamente con ellos. Ellos cuestionaban que debido a la protesta ha retrasado las labores de limpieza y remediación del derrame. 

En diálogo con El Comercio, el líder indígena de la comunidad de Nuevo Progreso, Sabino Escalante, dijo que hasta ahora no llega ayuda de agua potable ni víveres para las más de 30 familias que viven en la comunidad. Espera que las autoridades de Gobierno ingresen a la zona ahora que se ha levantado la huelga indefinida iniciada por otras comunidades del Datem del Marañón.