El derrame de petróleo ocurrió el martes 18 de junio, a la altura del kilómetro 237, en la comunidad nativa Nuevo Progreso. (Foto: Ministerio Público)
El derrame de petróleo ocurrió el martes 18 de junio, a la altura del kilómetro 237, en la comunidad nativa Nuevo Progreso. (Foto: Ministerio Público)
Redacción EC

Las comunidades asentadas en el distrito de Manseriche, provincia de Datem del Marañón (en la región ), donde el 18 de junio se registró un a la altura del kilómetro 237 del Ramal Norte del Oleoducto Norperuano (ONP), demandan mayor atención de las autoridades nacionales, debido a que el crudo dañó sus fuentes de agua y alimentos.

En diálogo con El Comercio, William Pasiguan Chanta, secretario del Frente de Defensa del distrito de Manseriche, sostuvo que la población de 14 comunidades nativas del distrito de Manseriche aún no recibe la ayuda humanitaria pese a que el 30 de junio se declaró la emergencia sanitaria por 90 días en estas localidades.

“Nuestra flora y fauna están contaminadas. La gente necesita pronto de agua y alimentos”, dijo Pasiguan.

Este jueves un equipo de la fiscalía ambiental junto a personal del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (Oefa) y del Osinergmin ingresaron a la zona del derrame para verificar el impacto que ha ocasionado el crudo.

La inspección se dio quince días después del derrame, debido a la negativa inicial de la población a que los funcionarios ingresaran.

La fiscalía ambiental inspeccionó el área impactada por el derrame en la comunidad Nuevo Progreso, distrito de Manseriche (Loreto).

- Obtienen garantías -
Luego de la intervención que hizo el Ministerio Público y la Policía Nacional en la zona, informó que se han logrado las garantías para la construcción de pórticos para el izaje de la tubería, en el Km. 237 del Ramal Norte del ONP, ubicado en el distrito de Manseriche.

La empresa indicó que, concluido el izaje, se convocará a las autoridades competentes como el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), Oefa, Ministerio Público, gobierno regional, gobiernos locales, Presidencia del Consejo de Ministros, Ministerio de Energía y Minas para comprobar el origen del derrame. También se llamará a los medios de comunicación para que estén presentes en las verificaciones. 

Petro Perú invocó a la población a mantener un clima de diálogo y paz social que permita efectuar las tareas de limpieza y remediación en el área afectada.