Un equipo del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), entidad que depende del Ministerio del Ambiente, examina los daños que dejó un derrame de en la provincia Datem del Marañón, en

La fuga ocurrió el 3 de febrero pasado, en el km 206 del ramal norte del Oleoducto Norperuano, a 13 kilómetros de la comunidad nativa de Mayuriaga.

El OEFA señaló ayer que hasta el momento se ha detectado petróleo en las aguas del río Morona y en la desembocadura de la quebrada Cashacaño. La empresa estatal Petro-Perú, a cargo del oleoducto, aún no ha informado sobre el volumen de petróleo crudo derramado ni sobre el daño ambiental que se habría ocasionado.

Todavía se analiza qué produjo la fuga. Petro-Perú identificó una fisura de 55 centímetros en la tubería. La empresa informó que suspendió el bombeo del crudo y envió un equipo a la zona el 4 de febrero.

A inicios de mes, una organización de pueblos indígenas amazónicos señaló que denunciará a Petro-Perú por otro derrame ocurrido el 25 de enero. Este se dio a pocos kilómetros del río Chiriaco en la provincia de Imaza, en la región de Amazonas.

TAGS RELACIONADOS