Manuel Calloquispe Flores

Colaborador de El Comercio en Madre de Dios

mcalloquispe@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Vecinos de la comunidad de Isuyama, ubicada a 5 kilómetros de la ciudad de (), corredor turístico Bajo Tambopata, viven atemorizados debido a que un otorongo viene merodeando la zona, provocando la muerte ya de cinco perros, dos patos y una gallina. Uno de los perros de José Saavedra salvó de morir tras ser atacado por el felino, pues este fue ahuyentado por el sonido de juegos pirotécnicos, contó Mirka Mercado Vásquez, presidenta de la referida comunidad.

La comunidad de Isuyama está dentro de una zona de conservación, donde se ofrecen servicios turísticos y de recreación, como albergues, refugios, zoológicos y áreas de conservación privadas, como el Kerenda Homet de Víctor Zambrano. El corredor turístico limita con la Reserva Nacional Tambopata y está al borde del rio Tambopata, zona de donde habría salido el otorongo.

José Saavedra dijo a El Comercio que el animal salvaje ingresó a su casa cerca de las 9 de la noche. Al percatarse de su presencia, José gritó por ayuda y sus vecinos salieron de sus casas para espantar al otorongo, pero este permaneció por varios minutos en la vía, sin moverse y mirando a las personas. Finalmente lo ahuyentaron reventando cuetes. Esto ocurrió varias noches seguidas, contó José.

Los comuneros de Isuyama solicitaron una reunión de emergencia con las autoridades forestales, la Fiscalía Ambiental, el Ejército y especialistas de animales para abordar este problema y así evitar víctimas humanas. Expertos en conservación de animales y del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) instalaron cámaras y trampas para el registro y captura del otorongo. Además del otorongo, las cámaras han captado la presencia de un puma en Isuyama.

"Ambos animales son felinos cazadores y adultos, según las huellas. Los vecinos de la comunidad, sobre todo los niños, corren el riesgo de ser atacados, porque no sabrían cómo defenderse o escapar”, dijo Roxana Cachique, ingeniera responsable del área de Fauna, de la Gerencia Regional Forestal y Fauna Silvestre. Por ello, con el apoyo del Ejército y del especialista de animales silvestres Fernando Rosemberg, se han instalado trampas para atrapar al otorongo y trasladarlo a la Reserva Nacional de Tambopata, lejos de la ciudad de Puerto Maldonado.

Este otorongo que está atacando otros animales domésticos en un centro poblado, con gente adelante, tiene un comportamiento errático. Puede ser porque está enfermo o ya es un animal viejo, que ya no tiene la potencia como para poder cazar en el bosque y está buscando presas fáciles de atrapar”, explicó Rosemberg, quien también es propietario del centro de rescate de animales Tariccaya.

Con las trampas instaladas se espera cazar al otorongo para luego examinarlo y conocer su estado. Luego, se procederá a trasladarlo a otro lugar seguro, donde no ponga en riesgo vidas humanas.

No es la primera vez, que sale un otorongo a la ciudad de Puerto Maldonado, el 27 de enero del 2019, un otorongo quedo aislados dentro de un matorral y arbustos, entre la cerca del Aeropuerto José Aldamiz y las viviendas de los moradores de la Asociación de vivienda. Poniendo en zozobra a toda la población del Asentamiento humano de la Joya. Días después el felino fue capturado, y trasladado a la Reserva nacional Tambopata.

VIDEO RECOMENDADO

El mundo superó el millón de muertes por COVID-19

TE PUEDE INTERESAR