Manuel Delgado Parker falleció este lunes. (Foto: RPP)
Manuel Delgado Parker falleció este lunes. (Foto: RPP)
Fernando Vivas

Columnistas, cronista y redactor

fvivas@comercio.com.pe

Era aún muy joven –nació el 18 de noviembre de 1936- cuando Panamericana Televisión vio la luz, en 1959. El pionerismo de la TV fue liderado por sus hermanos Genaro y Héctor, además de su padre Genaro Delgado Brandt, quien llevaba dos décadas en el negocio de la radio. Pero tuvo una participación importante en el accionariado de la que entonces era la antena más popular del Perú.

Cuatro años después, el 7 de octubre de 1963, a los 26 años, la familia confió a , en exclusiva, su propia antena, la de Radio Programas del Perú. RPP tenía la ambición –así la asumió él- de absorber las modas y los avances de la radio en el mundo. Radionovelas, programas de humor, revistas femeninas, más que la música que convertía a las demás estaciones en tocadiscos portátiles; fueron la esencia de la estación.

La dictadura militar no fue tan devastadora con la radio como lo fue con la televisión; de modo que MDP pudo mantener su rol de productor de programas radiales proveyendo a sus varias repetidoras regionales. En 1979, cuando la dictadura estaba de salida, tomó la decisión profesional más trascendente de su vida: consagrar RPP a la noticia. Desde entonces, contradiciendo las profecías que veían a la TV desplazando a la radio a un margen de insignificancia, RPP capturó nichos de audiencia, de horarios, de formas de consumir la información.

Manuel no condujo ni dio la cara –en radio hubiera sido la voz- en su estación; tampoco se hizo de un aura polémica y legendaria como su hermano Genaro en Canal 5; pero sí dejó en claro que detrás del escritorio en el edificio en la esquina de las avenidas Cuba (Alejandro Tirado) y Arequipa, estaba él. La mudanza al local actual frente a la Vía Expresa se produjo cuando la segunda generación de su familia empezaba a tomar cargos gerenciales.

Otra mudanza, fue trascendente en la historia de la comunicación y la política. Manuel no había perdido su participación en el Canal 5 cuando, a fines de los 80, junto a su hermano Héctor, lograron apartar, por unas temporadas, a Genaro del liderazgo del canal. Fue Manuel, por ejemplo, quien recibió la llamada para reunirse con Fujimori la noche del 5 de abril de 1992. Este le explicó a MDP, a Nicanor González de Canal 4 y a Mendel Winter de Canal 2, las razones de su golpe mientras los canales difundían su mensaje grabado en el que ‘disolvía’ el Congreso. Consta, en las investigaciones que la fiscalía y el parlamento hicieron sobre esa noche, que Delgado Parker fue quien más objeciones hizo a Fujimori.

Años después, hubo otra tensión, dentro de la familia, con repercusiones políticas. Manuel y los hijos de Héctor Delgado Parker volvieron a pelear a Genaro la conducción de Panamericana y, en ese trance, apareció Ernesto Schütz Landázuri, consuegro de Manuel, con la inversión necesaria para desplazar a GDP. Schütz hizo tratos con Montesinos de los que RPP y Manuel Delgado Parker estuvieron al margen.

En el nuevo milenio, Radio Programas fortaleció su imagen de medio cálido que da las señas del día a la audiencia, robando a la tele y a la prensa, primicias y declaraciones de los principales actores nacionales. Nunca cedió al sensacionalismo complaciente con el gusto popular, a pesar de tener en su parrilla a los célebres “Los chistosos”; porque mantuvo un fuerte componente de promoción de la institucionalidad. RPP dedica tiempo significativo a difundir campañas de servicio público, entrevistar autoridades, promover debates públicos. “Ampliación de noticias” es el emblema de esa función esencial de la radio. Manuel Delgado Parker ha hecho una apuesta trascendente. Nuestras condolencias a su familia.

TAGS RELACIONADOS