Luis García Bendezú

Una racha de incendios forestales golpea al país desde hace nueve días. Según los reportes recogidos por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) y por El Comercio, hasta anoche el fuego tenía en alerta a, por lo menos, 25 distritos de 11 regiones [ver infografía]. Solo en Lambayeque, por ejemplo, se contaron ayer 32 focos de incendios.

El Gobierno ha desplazado a cientos de bomberos y guardaparques y ha enviado varios helicópteros para controlar las llamas. No obstante, el ministro de Agricultura, José Hernández, quien coordina las labores, admitió que no hay un protocolo para atender estas emergencias. 

“Tanto a nivel regional como nacional, no existe una unidad especializada ni un protocolo [para incendios forestales]. Por eso se declara la emergencia, para utilizar [mejor] los recursos humanos y los equipos”, dijo el ministro en referencia a la declaración de emergencia decretada en seis distritos: San Andrés de Cutervo, Querocotillo y Querocoto (en Cajamarca), e Incahuasi, Cañaris y Salas (en Lambayeque). 

La información sobre los daños es incompleta. El Indeci ha contabilizado 11.600 hectáreas destruidas. No obstante, su reporte no incluía La Libertad ni Piura. 

(Cortesía)

Lo que sí se sabe es que las zonas más afectadas son seis reservas ecológicas. El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) informó que el fuego dañó los parques naturales de Cutervo y cerros de Amotape, los refugios de vida silvestre de Laquipampa y Udima, la Reserva Nacional de Tumbes y el Bosque de Protección de Pagaibamba, ubicados en Cajamarca, Lambayeque, Piura y Tumbes. 

“El caso más grave es el de Pagaibamba [Cajamarca], debido a que hay población cercana. Hasta 1.000 hectáreas fueron arrasadas en la zona aledaña y 80 hectáreas en el área protegida”, dijo a El Comercio el jefe del Sernanp, Pedro Gamboa. Solo para Cajamarca, el Gobierno desplazó a 120 brigadistas entre bomberos, guardaparques y policías. 

El presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, informó que se ha convocado a un experto francés para que ayude en las labores de remediación. 

—No habrá lluvia—

El Gobierno no puede contar con las lluvias para apagar las llamas. El subdirector de Predicción Meteorológica del Senamhi, Nelson Quispe, señaló ayer que no se prevé lluvias considerables en los próximos días.

Quispe explicó que el ingreso de vientos fríos del Océano Pacífico ha generado climas secos tanto en la costa como en la selva. Esto, pese a que la temporada de lluvias debió empezar poco a poco desde setiembre. 

—A la quema dile no—
El Gobierno exhortó ayer a los campesinos a dejar de quemar sus cultivos secos. Esta práctica está profundamente arraigada en ciertas regiones, y es la principal causa de incendios forestales, junto con el clima seco y el calor.

Lee también:

TAGS RELACIONADOS