Módulos Temas Día

Más en Perú

Una mirada a los grandes monumentos al despilfarro

Las millonarias obras son construidas con escasos criterios técnicos y sin tomar en cuenta la identidad de los pueblos

Una mirada a los grandes monumentos al despilfarro

Una mirada a los grandes monumentos al despilfarro

Un tobogán de 50 metros de altura se yergue como un ‘cadáver de cemento’ en medio de las calles polvorientas de Juliaca, en Puno. En medio de la carretera que une Pasco con La Oroya, una maca gigante de vidrio morado mira desde arriba las casitas de adobe del pueblo de Huayre, en Junín. En Chivay, una ojota de tres metros aparece solitaria en este punto de Arequipa. Lo que une a estas construcciones va más allá de su tamaño o su excentricidad. Habla de un país en bonanza, con ganas de expresarse, pero desorientado.

Así lo entiende Jorge Ruiz de Somocurcio, arquitecto y urbanista. “En pleno proceso de modernidad, no saben cómo traducir esa bonanza en elementos de identidad”, comenta. “Estos monumentos son consecuencia de la abundancia, la falta de planes en qué invertir y la crisis de identidad”, dice.

Una torre de 47 metros de altura con vidrios tornasolados completa esta idea. La Municipalidad Provincial de Tambopata invirtió S/.3’500.000 para construirla hace 12 años en medio de Puerto Maldonado. Fue llamado el Obelisco de la Biodiversidad y tuvo un ascensor que funcionó unos cuantos meses. Los que ahora quisieran subir hasta su piso 15 deben usar la escalera. Cuando cumplió 10 años, tuvo un reconocimiento: la revista “Travel+Leisure” la ubicó entre los edificios más feos del mundo.

El arquitecto Raúl Flores García Rada explica lo “feo” como un conjunto de elementos. “Para poner un monumento hay que evaluar su tamaño, el sitio donde va a estar y lo que significa. Cuando uno se encuentra con que no hay correspondencia entre estos tres, es cuando no le hallamos sentido”, cuenta.

Un tema importante que cruza a todas estas construcciones es el dinero invertido en ellas. Aunque para el congresista Juan Carlos Eguren, especialista en gasto público, no signifiquen un daño grave a los recursos, los lugares donde se instalan estas moles de cemento necesitan calles asfaltadas, como Juliaca, o servicio de agua y desagüe, como Tumbes. Las incongruencias también son muy grandes.

Tags Relacionados:

maca

Huayre

parque

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada