Módulos Temas Día

Más en Moquegua

La amenaza del Ticsani, uno de los ocho volcanes activos del país

La temperatura y sismos del volcán han aumentado en los últimos dos años. Alrededor viven unas 14 mil personas

Moquegua

El volcán Ticsani está en el distrito de San Cristóbal, provincia de Mariscal Nieto, en Moquegua. Se ubica a solo 30 kilómetros del volcán Huaynaputina, que erupcionó violentamente en el siglo XVII. (Foto: IGP)

El Comercio

Es considerado uno de los ocho volcanes activos del sur del país, pero no hay registros escritos sobre alguna erupción. Solo unos rastros de cenizas de hace aproximadamente 400 años hacen del volcán Ticsani, en Moquegua, un monte digno de temer. Desde hace dos años, el Ticsani ha manifestado una inusual actividad que ha puesto en alerta a los especialistas del Instituto Geofísico del Perú (IGP) y del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet).

El Ticsani es un volcán diferente de sus vecinos de Arequipa y Moquegua. A diferencia del Misti, el Sabancaya o el Ubinas, que son típicos, en este no se ha identificado un cráter, sino tres domos (protuberancias). Según el jefe de Monitoreo Volcánico del Ingemmet, Domingo Ramos, aunque la orografía del Ticsani aún no ha sido investigada a fondo, sí es claro que este volcán ha entrado en fase de preerupción después de cientos de años de actividad regular.

“El Ticsani está intranquilo. Como no hemos vivido una erupción, no sabemos cómo va explosionar. Es incierto. De los otros volcanes sí tenemos estudios. Pero de este no hay registros que nos permitan predecir si tendrá una erupción agresiva o suave. No sabemos a lo que nos enfrentamos”, advierte Ramos. Por ello, desde el 2006, se han instalado varios equipos de monitoreo en el monte. Hoy, unos 20 profesionales, entre geólogos, vulcanólogos e ingenieros, están pendientes de sus manifestaciones.

—Movimiento bajo tierra—
El Ticsani concentra la atención de los profesionales por varias razones. Se ubica a 30 kilómetros frente al volcán Huaynaputina, al otro lado del río Tambo. El Huaynaputina tuvo la explosión más violenta en Sudamérica en la historia reciente. Ocurrió alrededor del año 1600. Las cenizas sepultaron 8 poblados y murieron más de 1.500 personas, según los registros.

Hace unos años, cuando estudiaban las cenizas del Huaynaputina, los especialistas del Ingemmet encontraron residuos volcánicos con características diferentes. Eran del Ticsani. No se puede identificar en qué año fue su erupción ni la magnitud. Solo se sabe que ocurrió después de la explosión del Huaynaputina.

Otro detalle es el incremento de sismos. En el 2016 ocurrieron tres sismos que afectaron los distritos cercanos. El año pasado se registraron en promedio 25 eventos por día y se llegó al máximo de 1.236 sismos durante el mes de agosto. El Ticsani ha producido enjambres sísmicos (sismos seguidos) que han durado hasta 24 horas sin parar. En los últimos 10 años se han contabilizado más de 100 enjambres, sostuvo Domingo Ramos.

El Ingemmet monitorea estos movimientos con equipos de alta tecnología que reportan información en tiempo real. Con estos artefactos, se ha determinado que los sismos del Ticsani se originan a solo unos 10 kilómetros de profundidad.

—Sube la temperatura—
En el 2006, el Ingemmet instaló una estación de termómetros en el Ticsani. Hasta el 2016 el calentamiento de la superficie del volcán se incrementaba al ritmo de un grado centígrado al año. Desde entonces el ritmo anual aumentó a 5 °C.

Según el último registro más elevado, la temperatura en la tierra del monte alcanzó los 81 °C. La referencia que se tiene sobre temperaturas de volcanes es que estos suelen explosionar cuando superan los 85 °C. El Sabancaya, por ejemplo, erupcionó cuando alcanzó los 86 °C en su cráter.

Los especialistas también vigilan la energía del volcán. Para ello, cuentan con equipos que miden el voltaje natural del suelo. Dos electrodos miden cada 30 segundos las descargas de energía. Se estima que la escala de explosividad del Ticsani fue de 2 a 3 puntos, similar a la que tiene hoy el Sabancaya.

—Alistan medidas—
Según Domingo Ramos, los cambios en el volcán Ticsani se han informado el pasado 14 de abril a las autoridades de Moquegua. “No es para desesperarnos, pero tampoco podemos ignorar estas manifestaciones”, dijo. En los 40 kilómetros circundantes al volcán hay hasta 14 mil habitantes. Los centros poblados más cercanos son Calacoa, Carumas y Cuchumbaya.

Ayer, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), que depende del Ministerio de Defensa, informó que el Instituto Nacional de Defensa Civil ha realizado una reunión multisectorial en el distrito de Cuchumbaya para determinar qué acciones se tomarán frente al calentamiento del volcán.

“En dicho encuentro se fijaron acuerdos y se consideraron acciones en cuanto al trabajo de prevención y preparación de la población”, se informó. En el 2014, por ejemplo, debido a la actividad del volcán Ubinas, también en Moquegua, se tuvo que reubicar a los vecinos del centro poblado de Querapi.

Tags Relacionados:

Moquegua

volcán Ticsani

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada