Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

El Niño: cuestionan poca coordinación para prevenir desastres

Seis entidades constituyen el comité que monitorea la presencia del fenómeno climatológico en el país

El Niño: cuestionan poca coordinación para prevenir desastres

El Niño: cuestionan poca coordinación para prevenir desastres

El Niño es un viejo conocido para el Perú, y fue en el siglo XX que se decidió estudiar su ocurrencia en nuestro país. Según el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), en la década de 1960 se inició una observación climática de manera sostenida dentro del territorio nacional, gracias a la instalación de estaciones meteorológicas. Esta infraestructura permitiría un monitoreo formal del evento.

En 1974, a través de un esfuerzo internacional para investigar la recurrencia del fenómeno en el Pacífico sureste, se fundó el proyecto Estudio Regional del Fenómeno El Niño (Erfen). Este hecho sería fundamental para que se propusiera la creación de un comité científico y especializado que determinara la posible aparición de El Niño frente a nuestras costas. Así fue como se constituyó, el 7 de junio de 1977, el comité multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (Enfen).

–El monitoreo del Enfen–
Desde sus inicios, el Enfen se ha encargado de analizar la información oceanográfica, meteorológica y biológica que conduzca a un mejor entendimiento del fenómeno climático. Asimismo, el comité puede recomendar, asesorar y coordinar las actividades relacionadas con el estudio científico, por lo que estuvo compuesto por representantes del Instituto del Mar del Perú (Imarpe), del Instituto Geofísico del Perú (IGP), de la Dirección de Hidrografía y Navegación (DHN) de la Marina, del Senamhi y del Instituto Nacional de Recursos Naturales (Inrena).

En setiembre de 1997, a raíz de la aparición de un mega-Niño, el Gobierno decidió recomponer el Enfen. A través de una resolución suprema, el Ejecutivo incluyó como miembro del comité al Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci), que por entonces gestionaba las labores de prevención y respuesta ante la ocurrencia de desastres. El antiguo Ministerio de Pesquería supervisaba al comité.

En el 2008, el Inrena dejó de ser parte del Enfen, luego de que varias de sus funciones fueran absorbidas por el Ministerio de Agricultura y Riego. Su lugar fue tomado por la Autoridad Nacional del Agua (ANA). Hoy en día, el comité está adscrito al Ministerio de la Producción, aunque cada una de las seis instituciones que lo conforman depende de sus sectores, tanto en el ámbito presupuestal como operativo. 

—¿Prevención con antelación?—
Cuando en el 2011 se creó el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres (Sinagerd), se dividieron los procesos de prevención y respuesta en dos entidades: el recientemente creado Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) asumiría la gestión preventiva, y el Indeci la gestión reactiva, pese a que históricamente había asumido todo el sistema y por ello fue incluido en el Enfen en 1997. No obstante, el comité no fue recompuesto ante este nuevo escenario organizacional.

Félix Romaní, jefe de la Dirección de Gestión de Procesos del Cenepred, explicó a El Comercio que en el 2014 su institución solicitó tener una silla en el Enfen, pero el pedido aún no ha sido aprobado. “A comienzos de este año, la respuesta fue que la solicitud aún estaba en evaluación, pero eso no ha implicado que no recibamos la información del comité. Nosotros asistimos como invitados a las reuniones [...] la información también nos llega mediante un oficio”, dijo.

Al respecto, Dimitri Gutiérrez, coordinador técnico del Enfen, precisó que el Cenepred es miembro observador del comité. “Cuando el Enfen emite un comunicado o alerta, estas van directamente a todas las instancias de gobierno [central, regional o local]”. En el caso de la alerta sobre el denominado Niño costero, que va dejando 101 fallecidos y más de 141 mil damnificados, el funcionario señaló que la información correspondiente fue emitida a las diferentes instancias del Estado “desde el primer momento”.

“El mecanismo por el cual se ha originado este evento ha sido distinto del que se ha observado durante las últimas décadas. Ocurrió de manera abrupta y no hubo manera, en ese momento, de preverlo con mayor anterioridad. Tenemos un sistema de alerta temprana que nos permite notificar, inclusive, si el evento no está presente. Para el evento actual, la alerta se produjo el 24 de enero. De ahí en adelante escapa a nuestro ámbito de acción”, concluyó Gutiérrez

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada