Módulos Temas Día

Más en Perú

Los nuevos retos de la Marina de Guerra del Perú [ENTREVISTA]

El almirante Gonzalo Ríos Polastri considera que su institución tiene una gran proyección social, además del deber de resguardar el territorio

Marina

Ríos Polastri asumió la Comandancia General de la Marina en diciembre del 2016. (Foto: Hugo Pérez)

Ríos Polastri asumió la Comandancia General de la Marina en diciembre del 2016. (Foto: Hugo Pérez)

El Comercio

A un día de conmemorarse los 138 años del Combate Naval de Angamos, los retos actuales de la Marina de Guerra tienen un fuerte componente social.

Su comandante general refiere que, hoy en día, la seguridad interna del país y el apoyo logístico frente a la ocurrencia de desastres naturales están entre sus tareas prioritarias.

—¿Cómo preserva la Marina hoy el legado de Miguel Grau?
Grau es una construcción nacional que es importante para todos los peruanos y, en particular, para la Marina. Es un modelo general de conducta y de valores como integridad y liderazgo construidos a lo largo de su vida. Todas las etapas iniciales de formación naval
incorporan estos valores.

—Hablemos de los otros héroes navales. Por ejemplo, los caídos en la lucha contra el terrorismo y el rol actual de la Marina en ese campo.
La Marina ha estado comprometida en la lucha contra el terrorismo desde sus inicios. Hoy tenemos equipos humanos muy profesionales a disposición del comando especial del Vraem y en otras regiones.

—Hay una viaje frase militar que dice: “Si quieres paz, prepárate para la guerra”. ¿Qué tan vigente está ese concepto hoy en día?
La finalidad constitucional de las Fuerzas Armadas es preservar
la seguridad e integridad del territorio nacional. También tenemos el rol de preservar la seguridad interior. Por ejemplo, el control y vigilancia acuática, la policía marítima, entre otros. También tenemos
una enorme proyección social. Por ejemplo, con las plataformas
itinerantes de acción social (PIAS), un programa que se inició en la Marina y que hoy se trabaja con el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), llevamos a diversas entidades estatales a varios lugares de la Amazonía con resultados muy favorables.

—El Comercio ha iniciado una campaña para poner en la agenda los riesgos a los que estamos expuestos por los desastres naturales. ¿Qué tan preparada está la Marina para enfrentarlos?
Durante El Niño costero, la Marina empleó todas las capacidades
que ha venido construyendo en los últimos años para responder estas amenazas. Utilizamos el BAP Tacna (buque multipropósito), nuestras aeronaves, vehículos anfibios e incluso fragatas misileras para apoyar con la respuesta estatal. Tenemos un proyecto institucional para
contar con buques pequeños con capacidad de respuesta rápida en caso de desastres. El próximo año estará listo el BAP Pisco (buque anfibio), que nos dará una gran capacidad de carga ante cualquier eventualidad. Podremos transportar camiones que entrarán directamente a los puertos.

—¿Cuándo tendremos una mujer ocupando altos puestos de comando en la Marina?
Estamos muy orgullosos del personal naval femenino. Por muchos años, se incorporaron en las carreras de servicios, como médicas y abogadas, por lo que ellas ocupan los grados más altos. De manera paulatina, ocuparán altos puestos en otras áreas.

—¿Cuál diría que es el principal problema que enfrenta como comandante general de la Marina?
Diría que es el mantenimiento de los medios con los que contamos
y la proyección de renovación de capacidades que requiere la institución. Tenemos plataformas que ya tienen un buen tiempo. Hemos avanzado con las actualizaciones, pero requerimos seguir haciéndolo progresivamente.

—La fiscalía acusa a 34 ex marinos por supuestamente haber ejecutado a 133 internos en El Frontón hace más de treinta años. ¿Cuál es la posición institucional de la Marina al respecto?
Ante un ‘misionamiento’ recibido en su oportunidad, la Marina respondió en el cumplimiento de las tareas encomendadas. Consideramos que nuestro personal ha sido sujeto de diversas acciones judiciales que han sido superadas, porque no se ha encontrado en su momento ningún tipo de involucramiento en actos
que pudieran ser vinculados con actividades de lesa humanidad. La Marina tiene un soporte individual a su personal y respeta los procesos judiciales y fiscales, pero también identifica que todos estamos sujetos a procedimientos legales y que deben ser cumplidos.
Cuando los procedimientos no se siguen adecuadamente, la Marina, como cualquier otra entidad o ciudadano, debe preocuparse por que se cumpla el debido proceso. La Marina soporta a su personal y confía
en el trabajo que ha hecho, siempre con profesionalismo.

—¿Los acusados reciben algún tipo de asesoría de la Marina?
Hay procedimientos legales que se vienen cumpliendo para la defensa jurídica de los miembros de la institución. Por la tipología del caso, y según la normatividad, el procedimiento corre a cargo del Ministerio de Defensa.

MÁS DE PERÚ

Tags Relacionados:

Marina de Guerra del Perú

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías