Juan José Garrido, Sebastião Mendonça, Rodrigo Isasi y Ximena Vega en CADE 2019.  Foto: Hugo Pérez
Juan José Garrido, Sebastião Mendonça, Rodrigo Isasi y Ximena Vega en CADE 2019. Foto: Hugo Pérez
Redacción EC

Con el objetivo de explicar cómo afectarán a nuestro país las principales tendencias globales -en curso y emergentes- y mostrar los escenarios factibles del país en los próximos 30 años; el proyecto desarrolló la ponencia “El Perú que queremos construir” en CADE Ejecutivos 2019, que se llevó a cabo del 27 al 29 de noviembre en Paracas.

El director periodístico de El Comercio, Juan José Garrido, inició la conversación invitando a la audiencia a acompañar el viaje en el tiempo de una persona que podía observar la situación del país en 1959, en 1989 y hoy, en el 2019; haciendo hincapié en las características de cada año y los grandes cambios demográficos, económicos y sociales de estas épocas.

“Lo que El Comercio se propuso el año pasado fue hacer una Hoja de Ruta para el 2050, durante este año trabajamos en la Prospectiva -hacia dónde va el mundo- y también pensamos en los Escenarios, desde esa Prospectiva y sobre ese futuro, de hacia dónde podría llegar el Perú en los próximos 30 años”, afirmó Garrido Koechlin.

Sebastião Mendonça, asesor metodológico de Perú 2050, explicó la metodología empleada para lograr el hallazgo de las principales tendencias que regirán el mundo en demografía, economía, tecnología, sistemas de gobierno, educación y medioambiente; destacando las oportunidades que ofrece -por ejemplo la sostenibilidad- para expandir la conciencia ambiental.

“Vamos a tener un mundo de clase media. Un 60% de la capacidad de compra va a ser asiática y en ese mundo vamos a tener 3% o menos de personas pobres y muy pobres (...) La inteligencia artificial va a reemplazar las capacidades cognitivas de las personas”, afirmó Mendonça Ferreira. “En el futuro vamos a necesitar brújulas para navegar el futuro y con la construcción de Escenarios, lo que estamos buscando hacer en este proyecto de El Comercio es construir esas brújulas para poder navegar ese futuro”, agregó.

Escenarios al 2050

Rodrigo Isasi, director de Insitum y comisionado del proyecto, aclaró que un escenario se trata de una narrativa de lo que podría pasar, partiendo de la realidad de hoy, que es relevante, desafiante y factible. No debe ser entendido como un pronóstico o predicción; ni como una visión o propuesta al futuro.

Inmediatamente después, Ximena Vega, CEO de Claridad Coaching Estratégico, describió los cuatro Escenarios a los cuales se arribaron tras los talleres de Ate y Chincha realizados bajo la guía de la empresa Reos Partners. Se trata de cuatro posibles futuros: inercial, desarrollado, fragmentado y autoritario.

“En el Perú inercial, las diferentes visiones de la clase política y las élites no han logrado una agenda común de desarrollo. Existe una permanente tensión entre los promotores del cambio y los defensores del status quo (...) En el Perú Desarrollado, el país ha consolidado una nueva cultura de hacer política basada en la cooperación, conexión y comunicación”, manifestó.

Vega Amat y León explicó que el tercer escenario es un Perú fragmentado, que impide la gestión y el control de sus recursos; con líderes que alimentan ideas extremistas. Finalmente se refirió a un cuarto escenario, “un Perú autoritario que tuvo gobiernos débiles previos, que dieron cabida a un líder autoritario que controla a las instituciones, aplica la tecnología y encuentra formas de perpetuarse por décadas en el poder”.

Seguidamente, Isasi Ruiz-Eldredge agregó los desafíos que suponen estos escenarios para el país: una mayor preparación ante los cambios climáticos, la capacidad para crear consensos políticos, la posibilidad de reconvertir puestos de trabajo e insertarnos en nuevos modelos de valor globales; y la evolución de un modelo de desarrollo económico a un verdadero modelo de desarrollo justo.

“El ejercicio de los escenarios no pretende ser un oráculo o una predicción (...) es un ejercicio que debe invitar a cuestionarnos. Si no creemos que esas sean las tendencias investiguemos sobre a dónde van, si no creemos que esta puede ser la convergencia de los escenarios, entonces juntemos a las personas que tienen esas visiones de escenarios y tengamos la conversación. Pero lo único que no podemos hacer en este momento, es quedarnos quietos”, reflexionó Isasi.

“Si hay un país que ha probado poder pasar de la esperanza a la tragedia a la esperanza, somos nosotros los peruanos. Ahora pensemos en lo siguiente. ¿Cómo va a ser el Perú del 2050? Hemos visto cuatro escenarios (...) Hagamos el reto CADE 2049: revisemos los escenarios e identifiquemos cuál de ellos es el que creemos -no el que queremos- que va a suceder. El Comercio estará en el 2049 contándonos cómo nos fue”, remarcó.

TAGS RELACIONADOS