Alerta en Piura: cierran puentes ante riesgo de desborde de río
Alerta en Piura: cierran puentes ante riesgo de desborde de río

Toda la atención (y la tensión) estuvo concentrada ayer en Piura, debido a las lluvias que el sábado por la noche superaron récords históricos en localidades como Morropón, a la crecida imparable del río Piura y a la evacuación apresurada de unas 300 familias que habitan el Bajo Piura ante el inminente desborde del río. 

El día comenzó con la alerta del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), que indicó que la provincia de Morropón soportó la lluvia más intensa de su historia, con 184,7 milímetros en 24 horas. La estación de Morropón registró precipitaciones desde las 4 de la tarde del sábado hasta las 7 de la mañana del domingo. El último récord de lluvias en esta ciudad se había registrado en 1981, cuando el acumulado llegó a 170,9 milímetros. Ya en febrero de este año, la estación local había reportado 125,7 milímetros en un día.

–Evacuación masiva–

Las lluvias en Morropón ocasionaron el desborde del río Piura durante las primeras horas de la mañana. Esto afectó a los pueblos de Buenos Aires, Huaquillas y Morroponcillo. Los habitantes de estas zonas fueron evacuados hacia las partes altas. Ante la crecida del río, el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (Coer-Piura) clausuró el puente Carrasquillo, que comunica Morropón con la ciudad de Piura.

Cerca del mediodía, el gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck, publicó un video en Facebook donde explicó algunas medidas de emergencia que se habían adoptado: “Hemos tenido una reunión de urgencia con representantes del COER y los alcaldes de Piura, Castilla, Catacaos, Cura Mori y Tallán, que son las zonas más vulnerables del Bajo Piura. Se reforzarán los puntos críticos de la ciudad y el Bajo Piura”, dijo Hilbck.

Casi al mismo tiempo, el COER-Piura ordenó la evacuación del Bajo Piura. El Comercio fue testigo de cómo los vecinos de la zona cargaban en mototaxis y otros vehículos enseres, colchones, electrodomésticos y todo lo que pudiera salvarse ante un eventual desborde del río. El proceso fue supervisado por más de 150 miembros del Ejército y la Fuerza Aérea del Perú (FAP), quienes apoyaron el desplazamiento de los vecinos del centro poblado de Simbilá, ubicado en el distrito de Catacaos. Unas 300 familias abandonaron el lugar.

Las localidades en mayor riesgo son Pedregal Grande, Pedregal Chico y Nuevo Pedregal. Sin embargo, uno de los poblados que ya sufre por los primeros desbordes de esta tarde es Locuto, en el distrito de Tambogrande. Hilbck refirió en diálogo con RPP que el agua llegó a algunas casas en Huaquillas, Chulucanas y Malingas.

–Cierran puentes–

A las 9 de la noche, los puentes Cáceres y Sánchez Cerro (en la ciudad de Piura) e Independencia (en el Bajo Piura) fueron cerrados al tránsito de autos; los peatones solo podían cruzar en grupos de cinco. Esto, debido a la posibilidad de que el caudal del río Piura llegara hasta los 2.800 o 3.000 metros cúbicos por segundo, lo cual representaría un riesgo alto. Al cierre de esta edición, la policía mantenía cerrados estos puentes.

TAGS RELACIONADOS