Caso Edita: "Paul iba a la clínica a pedirle perdón"
Redacción EC

Apareció una nueva testigo de la difícil relación sentimental que tenía con Paul Olórtiga, ahora viudo de la cantante del grupo Corazón Serrano. , Diana Cuescas, amiga y ex empleada de confianza de Edita dijo que las peleas y maltratos que recibía la joven intérprete eran insostenibles.

"Yo ya no aguantaba estar ahí (...) El día que pasó ese accidente yo estuve con ella. Fue de madrugada y escuché que decían "Hay que bajarle ropa". Como ellos siempre discutían y hablaban alto, no dije nada. Luego me enteré que había sido llevada a la clínica", dijo Cuescas.

La amiga de Edita señaló que cuando pudo hablar con la cantante, esta llevaba "una gran sonrisa", algo que para Cuescas era inusual. "Me dijo que Paul le iba a pedir perdón todos los días y que le había prometido que se volverían a casar cuando ella saliera de la clínica", indicó. Cuando Cuescas le preguntó por qué le pedía perdón, Edita no respondió. 

Lo complicado de la relación ya había sido mencionado por otras empleadas de la familia Olórtiga Guerrero, incluida la enfermera Olinda Montero. Ella aseguró la semana pasada que Edita.

Las declaraciones fueron dadas en el programa Reporte Semanal. En el reportaje también se mencionó que Olórtiga aseguró que estaba endeudado por los pagos que hizo a la clínica que atendió a su esposa y los gastos de velorio y sepelio. Sin embargo, el programa mostró facturas por los tres servicios que han sido pagados por la empresa Corazón Serrano.