Madre de Edita Guerrero: Paul impidió que yo hable con mi hija
Redacción EC

Eladia Neira, madre de la fallecida cantante y lideresa de Corazón Serrano, , afirmó que Paul Olórtiga, viudo de esta última, evitó que su hija le hable horas antes de morir.

"Ella me quiso hablar pero él se metió y dijo ¡Edita, el doctor dijo que no hables!", manifestó en el programa especial El Corazón de la Verdad.

Según dijo, luego de esto, ella le preguntó al dentista, "¿por qué no deja que su hija le hable?"

"Es que el doctor ha dicho que ella no puede hablar", le habría respondido a la matriarca de los Guerrero Neira.

Pero eso no fue todo, la señora llegó a afirmar que luego de la muerte de su penúltima hija, vio llorando a Paul y le escuchó decir "ya la cagué".

"Le dije que tranquilo, que lo importante era ahora enterrar a mi hija. No sé por qué dijo eso", detalló.

LA FAMILIA EN PLENO
Pero la progenitora de Edita no fue la única que habló. También lo hicieron varios de sus hermanos. Noemí Guerrero afirmó en dicho espacio televisivo que "ellos notaron los moretones que tenía Edita", pero - agregó - el médico Aldo Vences habría justificado los mismos a causa del aneurisma.

"Él nos dijo que esa era una reacción, que las cosas verdes que tenía en sus brazos era por una reacción de eso, del aneurisma", continuó.

Como se recuerda, el referido galeno certificó con su firma que la intérprete de "Alitas quebradas" falleció a causa de un aneurisma. Al haber garantizado esto (muerte natural) no se realizó la autopsia de ley.

A su turno, Lorenzo Guerrero reiteró que "hubo fuertes rumores" en torno a que Paul había agredido física y verbalmente a su hermana Edita. 

GESTOS DE FRIALDAD
Al inicio del programa especial que condujo Beto Ortiz, los familiares directos de la fallecida cantante coincideron en que el dentista y viudo de su engreída "siempre fue frío ante el resto".

"Él se mostró muy frío en la pedida de mano para el matrimonio. Le dije que ahí no había amor, que si era así, mejor que no se casen", sostuvo Eladia.

Asimismo, afirmó que incluso el día de su matrimonio, Edita habría sido agredida verbalmente por su flamante esposo.

"Yo fui y los seguí a la salida. Ahí vi cómo él le gritó, le dijo ¡sube! Ella se quedó pensando (...) él estaba borracho. Yo sé que ella no durmió junto a él esa noche. Se vino a la casa", agregó.

De otro lado, tanto la madre como la otra hija, Noemí, señalaron que cuando ellos iban a visitar a la pareja de esposos a su casa, "él nunca las recibía". 

"Ella decía que él estaba ocupado, cansado, que no lo molestemos. Solo salía ella a atendernos", coincidieron.

DICEN QUE NO PAGÓ NADA
Lorenzo Guerrero Neira rechazó tajantamente las afirmaciones de Paul en torno a que había pagado todos los gastos de internamiento de Edita y los de sepelio. El odontólogo declaró para la televisión "que se había endeudado" por los gastos.

SE ALTERÓ EL DORMITORIO
Lorenzo Guerrero Neira deslizó la posibilidad de que se haya alterado el diseño o la estructura del cuarto que compartían Paul y Edita antes de la prueba de luminol que realizarían los peritos del Ministerio Público.