Personas atrapadas en las azoteas, cientos de viviendas bajo el agua y una ciudad por completo paralizada. Ese era, hasta anoche, el panorama en tras uno de los peores desbordes registrados en la historia de esta región. Según los cálculos preliminares del Gobierno, al menos 27 mil personas fueron afectadas por el agua.

Según detalló el general EP Jorge Chávez, coordinador del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), el desborde del río afectó a siete mil personas en el centro de la ciudad y a otras 20 mil en el sector de Bajo Piura, que incluye los distritos de Catacaos, Cura Mori, La Unión y La Arena.

[v.10321]

En el momento de mayor caudal, a las 10 a.m. de ayer, el río Piura arrastraba 3.400 metros cúbicos de agua por segundo. Según el general Chávez, el nivel máximo de esta cuenca es de 2.200.

El incremento paulatino del caudal –alertado desde el día anterior por el Gobierno– mantuvo en vela ayer a casi todos los piuranos. El desborde empezó a las 4 de la mañana y siete horas después el daño en las viviendas y locales ya era catastrófico. 
El Comercio recorrió ayer la margen derecha del río Piura, el centro y varias urbanizaciones y constató que el agua había ingresado a centros comerciales y oficinas públicas. Hacia la noche, no había suministro eléctrico ni servicio de agua y desagüe en casi toda la ciudad.

No obstante, en Catacaos la situación es más crítica. Este Diario comprobó que ahí el agua superó los 1,8 metros de profundidad y no se podía drenar el lodo debido a que el caudal del río no lo permitía.

Ayuda en camino

Anoche, el Ministerio de Defensa informó que había enviado a Piura un contingente de 70 miembros de las Fuerzas Especiales de la Marina de Guerra del Perú y de la Fuerza Aérea. Ellos llegarán con botes tipo Zodiac y otros instrumentos para rescatar a personas atrapadas en las azoteas. Además, otros 200 agentes del Ejército son trasladados desde Arequipa.

Aunque el país cuenta con helicópteros equipados para el rescate de personas –e incluso aeronaves enviadas por el Gobierno de Colombia–, estos vehículos no pudieron ser usados ayer en Catacaos debido a que podrían causar derrumbes y daños a la población. La forma más segura de sacar a los atrapados es con botes.

Vale la pena señalar que la mayor parte de los vecinos de Bajo Piura se resistieron a abandonar sus casas pese a que el Gobierno Regional de Piura –con apoyo del Ejército– había ordenado la evacuación desde la mañana del domingo por la alerta de desborde inminente.

Lluvias continuarán

Aunque el Gobierno informó que el caudal del río Piura disminuirá paulatinamente hoy hasta llegar a su nivel normal, los pronósticos no son buenos para la región. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) informó que las lluvias en la costa norte seguirán por lo menos hasta el sábado 1 de abril.

En un reporte publicado ayer, el Senamhi alertó que se registrarán precipitaciones intensas en Tumbes, Piura y parte de Lambayeque, sobre todo desde mañana. El desborde que afectó a Piura fue causado por una lluvia extraordinaria de más de 15 horas entre el sábado y el domingo.

Asimismo, ayer la provincia de Morropón, que genera afluentes del río Piura, soportó una de las lluvias más fuertes de su historia. 

Acciones

Policía: las 83 comisarías de la región Piura formaron brigadas de rescate para ayudar a los damnificados. Hay 4.350 policías en alerta máxima, informó el Ministerio del Interior.

Indeci: el Instituto Nacional de Defensa Civil distribuyó 25 mil sacos terreros en siete distritos de Piura y Sechura para proteger a la población del agua.

Vivienda: el Ministerio de Vivienda ha enviado 5 cisternas de agua, 26 volquetes, 14 excavadoras y 14 cargadores frontales para atender la emergencia.

Salud: el Ministerio de Salud envió insumos médicos como guantes y catéteres. Además, han trasladado a especialistas médicos. 

Lee también:

: así amanece tras inundación por desborde de río — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)