(Foto: Ralph Zapata)
(Foto: Ralph Zapata)

Esta mañana, el juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Piura, Fernando Fernández Reforme, dictó veinte meses de prisión preventiva para dos policías más acusados de integrar un presunto “escuadrón de la muerte” que habría asesinado a una banda de supuestos delincuentes en febrero de 2015, en la urbanización Los Bancarios, Piura.

Los policías que recibieron dicha medida son Carlos Llanto Ponce y Williams Castaño, ambos de la Dirección de Inteligencia (Dirin) de Lima. Ellos se suman a otros seis agentes, que también están con prisión preventiva, pero se encuentran prófugos de la justicia. A otro policía, Irvin Castillo Mendoza –acusado también de pertenecer a dicha organización criminal– el juez Reforme solo le dictó comparecencia restringida y el pago de S/ 2 mil como caución.

El juez Reforme les dictó prisión preventiva a ambos policías, que laboran en Lima, debido a los argumentos de la Fiscalía Supraprovincial de Crimen Organizado, a cargo de Álvaro Rodas. Él sostuvo que existen indicios para suponer que un equipo de la policía de Piura y tres integrantes de la Dirección de Inteligencia (Dirin) de Lima coordinaron y planificaron una operación extrajudicial para conseguir ascensos.

El caso
Hasta el momento los policías con prisión preventiva, por este caso, son 8: el coronel PNP Luis Alberto Zúñiga Saavedra, ex jefe de la División Contra el Crimen Organizado (Divinco) de Piura, al capitán PNP Francisco Arévalo Quispe, de esta misma división, así como a Noemí Santiago Gonzáles, de la Dirección de Inteligencia (Dirin) Lima.

También los suboficiales Heyse Fiestas Yarlequé, Eddy Antón Campos y Víctor López Carrasco, y los recientes Carlos Llanto Ponce y Williams Castaño. En cambio, tienen comparencia restringida Horacio Cruz Cruz, Guvis Fiestas Yarlequé, Eileen Humberto Yovera Cisneros, Elmer Gerardo Carrasco Zegarra, Jean Claude Miranda Jiménez e Irvin Castillo Mendoza.

A los policías involucrados se los acusa de haber cometido una presunta ejecución extrajudicial ocurrida el 27 de febrero de 2015, en Piura, la cual dejó cuatro hombres fallecidos. El fiscal Álvaro Rodas, de la Fiscalía Supraprovincial de Crimen Organizado, dijo que existen indicios para suponer que un equipo de la policía de Piura y tres integrantes de la Dirección de Inteligencia (Dirin) de Lima coordinaron y planificaron una operación extrajudicial para conseguir ascensos.

Ponce y Castaño son imputados como coautores del delito de homicidio calificado. Ambos son investigados, además, en otros casos (Santa Anita, La Floresta, Puente Piedra, Chiclayo y Chincha), donde se los acusa de formar parte de un presunto “Escuadrón de la Muerte”, liderada por el comandante PNP Raúl Prado Ravines, a quien recientemente acaban de incluir en la presente investigación.