Las lluvias del fenómeno de El Niño costero también están causando daños en el patrimonio cultural. Así lo comprobó El Comercio en un recorrido por el centro arqueológico de , ubicado a 20 minutos de la ciudad de . El centro de la cultura Tallán ha sufrido el colapso de una de sus vías de acceso, así como la caída de 150 metros de su cerco perimétrico de adobe.

La iglesia del sitio arqueológico también sufrió daños en su techo de calamina. Asimismo, en el lugar hay una plaga de zancudos. Los niños y ancianos que viven en los alrededores son quienes están en mayor riesgo de contraer dengue o chikungunya.

Pero la lluvia también ha originado enormes cangrejeras (perforaciones en la tierra) en el centro ceremonial, que son un riesgo de posibles deslizamientos, según informaron voceros de la Dirección Regional de Cultura de Piura.

“Ya hemos enviado fichas al , informándole de los daños y el presupuesto que necesitamos para restaurar el patrimonio afectado en Narihualá. Estamos a la espera de esa transferencia”, dijeron desde la sede de Piura.

La Casona de Sojo

La casona de Sojo es otra de las estructuras patrimoniales que también ha sido afectada por las lluvias, según contó a El Comercio, Carlos Checa, director Ejecutivo de la Asociación Cultural Sojo.

“Se han caído paredes, techos, muros. Gran parte de la casona está colapsada. Hablamos de un 50% de la infraestructura”, comentó.

Añadió que, pese a que pidieron ayuda desde el año pasado, ni el Gobierno Regional de Piura ni el Ministerio de Cultura les ha hecho caso a sus solicitudes.

“El ministro no responde las cartas que le enviamos, igual el gobernador regional de Piura, Reynaldo Hilbck. Él se comprometió a ayudar con calaminas y plásticos, pero parece que no le importa el patrimonio cultural, que es invalorable e irrecuperable”, dijo.

Checa resaltó el apoyo que han recibido de parte del ministro de Defensa, Jorge Nieto y de la Asociación Cultural Tallán.

“Son pocas las personas que apoyan. Llevo 40 años gestionando esta casona, y no es posible que a nadie le interese la cultura”, dijo.

La Casona de Sojo fue mandada a construir en 1910 por Miguel Checa, un pionero en agricultura moderna. Se empleó caña de guayaquil, adobe y mármol, y en 1974 fue declarada patrimonio monumental de la nación mediante RS 505-74 ED.

Lea más...

Declaran duelo en por fatal accidente de brigadistas — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)