Módulos Temas Día

Más en Piura

Piura: testimonios de soldados que combaten el dengue [VIDEOS]

La poca colaboración de la población durante fumigaciones entorpece esfuerzos contra el virus. Hay 18 muertos en la región

La lucha contra el virus dengue se dificulta en la región Piura por la falta de personal y la poca colaboración de la población durante las fumigaciones. Así lo comprobó El Comercio en un recorrido junto a una cuadrilla de fumigadores. Hasta el momento, las autoridades han confirmado 18 muertes por este virus en la región. Hay otras 7 muertes que están siendo investigadas.Follow @sociedad_ECpe

A la soldado del Ejército, Yohani Ticliahuanca Santos un hombre le gritó para que avance más rápido con la fumigación, y la acusó de hacer un mal trabajo. “Me dijo que nosotros cobrábamos por este trabajo, y que por eso debía apurarme. Pero esto es voluntario, a nosotros no nos pagan y exponemos nuestras vidas”, se quejó.

Su compañera, Miriam Coveñas Sernaqué, pidió a la población colaborar con la fumigación, para exterminar el zancudo del dengue. “Hay personas que no entienden nuestro trabajo, piensan que nos pagan un sueldo por fumigar. Nos tiran la puerta, nos tratan mal. La gente debería agradecernos porque este es un trabajo voluntario”, comentó.

La soldado EP, Mónica Mondragón García, relató que las personas evitan que ingresen a sus casas porque piensan que su trabajo "no sirve para nada". "Nosotros tenemos que aguantar porque estamos haciendo una ayuda humanitaria", sostuvo mientras cumplía con su trabajo de fumigación en el nuevo Catacaos.

Además de esos malos tratos, los soldados, como Janio Navarro o Kevin Zapata, deben lidiar con la falta de combustible o mezcla (veneno). “Cuando se nos termina, mientras esperamos que traigan los insumos, perdemos media hora, y eso retrasa nuestro trabajo”, comentó Zapata. En otras ocasiones, también, las máquinas se les apagan en plena faena.

El director regional de Salud, César Morón dijo que los soldados demoran entre dos y tres días para aprender a fumigar.

“Cuando recién empiezan se les apaga las máquinas, y eso hace la fumigación muy lenta, y retrasa el trabajo”, precisó. Pero, a pesar de esas dificultades, los cachacos no se amilanan y siguen fumigando por todo Piura, Catacaos, Castilla, y Veintiséis de Octubre.

Lea más...Tweets by sociedad_ECpe

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada