Redacción EC

Una denuncia policial pone a Paul Olórtegui, viudo de Edita Guerrero, como supuesto sospechoso de la muerte de la famosa vocalista del grupo musical piurano .

Según el noticiero Reporte Semanal, el jueves 20 de febrero del 2014 se impuso una denuncia policial contra Paul Olórtegui porque Edita Guerrero fue golpeada durante una discusión de pareja. Esta se desencadenó porque ella encontró a su esposo con otra mujer. 

El documento de la denuncia narra que Edita lo llamó y él apagó su celular. En su desesperación, lo buscó por el GPS y lo encontró en su auto con una mujer. Él comenzó a insultarla e indignado llevó a Edita a su casa, donde la golpeó en el cuerpo y la cabeza. A los dos días, en la madrugada del 22 de febrero, la cantante se sentía mal y Olórtegui decidió llevarla al hospital Cayetano Heredia. Ella entró en silla de ruedas.

El médico interno se percató de los hematomas de Guerrero, además de que ella le dijo que las cefaleas eran intensas y prolongadas. Es así que el médico no dudó en realizarle una tomografía. En seguida,Olórtegui pidió el alta voluntaria de la cantante y la llevó la clínica ‘Santa Belén’. Le comunicó a los familiares que no quisieron atenderla en el hospital.

Edita falleció después de una semana por un aneurisma, el cual en términos médicos se entiende como muerte natural. Olórtegui se negó a realizarle la autopsia.

Actualmente, la  ya constató los hechos denunciados y ha trasladado el expediente a la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Piura, la cual ha decidió abrir una investigación. Se está pidiendo exhumar el cuerpo de la cantante para una autopsia que revele la verdad.