Luis García Bendezú

author

lgarcia@comercio.com.pe

es un hervidero de mosquitos y zancudos. Los distritos que se inundaron el lunes tras el desborde del río se han convertido en lodazales donde los insectos se reproducen por millones. Un equipo de El Comercio recorrió esta mañana varios caseríos de Catacaos y Cura Mori y constató la precariedad en la que viven cientos de damnificados. Son hombres y mujeres de toda edad, sin hogar, expuestos a un sol brutal (34° C) y a la constante picadura de los bichos.

Aunque los damnificados todavía necesitan agua y comida, hoy el reclamo urgente es por de insectos. No es comodidad, es salud. El zancudo , presente en zonas tropicales de todo el mundo –y por lo tanto en la costa peruana- es el principal transmisor de enfermedades mortales como el dengue, zika y chikungunya. Muchos temen que estos males se vuelvan una epidemia pese a los esfuerzos del Gobierno por erradicar al insecto mediante fumigaciones.

-Precios y efecto-
En las farmacias de Lima se puede encontrar varias marcas de repelentes en dos presentaciones: spray y crema. Este Diario verificó que los frascos pueden costar entre S/10 (los de 120 mililitros) hasta S/20 (los de 200 ml). Tres marcas comerciales consultadas (Mata Zum, OFF! y Floresta) tienen como agente activo el dietil toluamida, un compuesto -también conocido como DEET- efectivo para repeler insectos como mosquitos, zancudos y garrapatas.

¿Cómo funcionan estos productos? Según el médico infectólogo Leslie Soto, del Hospital Cayetano Heredia, el DEET camufla el olor de las personas y evita que los insectos se acerquen. “Los captan el dióxido de carbono presente en el sudor. Cuando uno se aplica repelentes con DEET, eso se disimula”, explicó Soto.

Aunque su efectividad es comprobada, hay que tener en cuenta las contraindicaciones de cada repelente escritas en sus frascos. Ninguno debe ser aplicado sobre una herida expuesta, por ejemplo. Tampoco se recomienda echar las cremas o el spray sobre niños menores de cinco años. Hay presentaciones especiales para niños.

"El DEET se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial para proteger a los soldados de la picadura de los insectos. Luego, se empezó a vender comercialmente. Es un pesticida pero no mata a los insectos, solo repele, porque se vende en el mercado en bajas concentraciones", explicó a El Comercio Alfonso Apesteguía, director del Centro de Información, Control Toxicológico y Apoyo a la Gestión Ambiental de la Universidad San Marcos.

Asimismo, hay que tener en cuenta que el repelente no es la única medida para evitar la picadura de los insectos. “Hay que poner mosquiteros en las zonas donde proliferan los zancudos, así evitamos ser picados al dormir. También hay que usar prendas largas en torso y piernas para evitar dejar zonas liberadas”, añadió el infectólogo Soto.

PIURA 30 DE MARZO DEL 2017.POBLADO DE CHATO CHICO, AFECTADO POR EL DESBORDE DEL RIO PIURA.LINO CHIPANA

Los caseríos del Bajo Piura se han convertido en lodazales.(Foto: Lino Chipana / Enviado especial de El Comercio)

-Dónde donar-

Si usted está interesado en repelentes contra insectos para los damnificados del norte o cualquier otra ayuda humanitaria, el Gobierno tiene cinco grandes centros de acopio:

Megaplaza (Independencia): Avenida Alfredo Mendiola 3698.

Jockey Plaza (Surco): Avenida Javier Prado Este 1650.

Villa Deportiva Nacional (San Luis): Puerta 14, cruce de las avenidas Aviación y Del Aire.

Palacio de Gobierno (Cercado de Lima): Plaza de Armas, Cercado de Lima.

Coliseo Dibós (San Borja): Puerta 2, cruce de avenidas Aviación y Angamos.

El Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) informó que los centros de acopio Megaplaza, Jockey Plaza y Palacio de Gobierno solo atenderán hasta este sábado a las 6 p.m.

Lee también:

El mapa que reúne los desastres causados por El Niño costero — Sociedad El Comercio (@sociedad_ECpe)