Redacción EC

Personal de la fiscalía de prevención del delito de Sullana, Dirección Regional de Salud, sub gerencia de Fiscalización y Control Municipal y Serenazgo decomisó 2.300 helados que carecían de registro sanitario. La operación se realizó en el marco de prevención de productos adulterados consumidos debido a la ola de calor que azota a la región .

Se intervino la “Heladería García”, ubicada en el pasaje Brasil N° 322 del sector Santa Teresita, y otra heladería sin nombre ubicada en la calle Vichayal N° 844, del sector 9 de octubre, ambas en . En esta última se hallaron nueve bolsas y tres baldes de insumos para la elaboración de helados y chupetes de hielo.

Asimismo, se tomaron muestras de agua en distintos establecimientos, como “Ropcal”, El Pato” y “Punto Nieve”, que vendían raspadillas. “Estas intervenciones buscan prevenir cualquier afectación a la salud de las personas y verificar la salubridad de los ambientes donde se fabrican, los insumos que usan y los registros sanitarios respectivos”, dijo la fiscal adjunta de prevención del delito, Berena Ballestero Vigil.