Según el reporte de la Diresa Puno, la región contabiliza 9.345 personas contagiadas con COVID-19 y 369 han fallecido (Foto: Gobierno Regional de Puno)
Según el reporte de la Diresa Puno, la región contabiliza 9.345 personas contagiadas con COVID-19 y 369 han fallecido (Foto: Gobierno Regional de Puno)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Este último martes debía llegar la primera planta de producción de oxígeno medicinal para la región Puno, finalmente no llegó. Ahora, las autoridades ediles de la provincia de San Román estiman su arribo para la siguiente semana, y luego de los trabajos de instalación, su funcionamiento está previsto para fin de mes.

Mira: Puno afectado por la escasez de oxígeno

“La verdad, estamos muy desalentados con esta noticia, pero tenemos que seguir adelante. Hay mucha desesperación en la población y no podemos hacer nada”, expresó el jefe del Comando Regional COVID-19 Puno, el médico Fredy Velásquez Angles.

La esperanza de contar al fin con una planta de oxígeno había crecido entre los pobladores tras el arribo del del primer ministro, Walter Martos, junto con miembros de su Gabinete: los ministros de Salud, Pilar Mazzetti; Defensa, Jorge Chávez; y Vivienda, Construcción y Saneamiento, Carlos Lozada, quienes ofrecieron apoyar el traslado del equipo vía aérea.

¿Qué ocurrió? El alcalde provincial de San Román, David Sucacahua Yucra, indicó a El Comercio que lamentablemente le habían ganado la adquisición de la planta “por puesta de mano”. “Un municipio de Lima, nos ganó, pese al adelanto que entregamos”, dijo.

Sin embargo, aseguró que la misma empresa le había ofrecido otra planta y que esta podría llegar entre el sábado y lunes de la siguiente semana. Subrayó que ya se ha coordinado su traslado con los ministros antes citados.

“Tenemos otra planta en camino vía marítima. Esta la hemos adquirido hace 45 días y debe arribar dentro de 23 días. Es decir, en Juliaca tendremos dos plantas, una que producirá para llenar unos 70 balones diarios y la segunda para 150”, refirió.

Actualmente, la elevada demanda de oxígeno obliga a los familiares de las personas hospitalizadas a tener que viajar hasta Arequipa para abastecerse de este producto. El arribo de 100 balones, el pasado domingo -entregados por el Gobierno central y que fueron distribuidos en los hospitales de Puno y Juliaca ese mismo día-, atenuaron esta demanda por un tiempo, pero al agotarse, surge de nuevo el problema.

VIDEO RECOMENDADO

Puno sufre por la falta de oxígeno

Puno sufre por la falta de oxígeno

CAAT JULIACA

Para el jefe del Comando COVID-19 Puno, Fredy Velásquez Angle, lo más seguro para contar con oxígeno medicinal en la provincia de San Román es cuando empiece a funcionar el Centro de Atención y Aislamiento Temporal (CAAT), que está en proceso de instalación dentro del Hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca y que debe comenzar a operar el 4 de setiembre.

Los trabajos de implementación del CAAT están a cargo del Proyecto Especial Legado Juegos Panamericanos y Parapanamericanos. La infraestructura temporal contará con 50 camas de hospitalización con capacidad autónoma de oxígeno, es decir, llegará de manera localizada a cada cama de hospitalización.

Adicionalmente, tendrá otros 40 puntos externos de oxígeno con los cuales se espera aliviar y abastecer en algo la demanda de ese producto para los pacientes contagiados por el coronavirus que buscan desesperadamente contar con ese producto.

CAAT PUNO

En la ciudad de Puno, donde también debe haber un CAAT, Fredy Velásquez informó a este Diario que la instalación de esta estructura tiene mucho retraso por descuido de las autoridades del Hospital Regional Manuel Núñez Butrón.

“No hubo preocupación por viabilizar el terreno, servicios y otras condiciones que necesita la instalación de esa infraestructura. Su implementación está prevista para fines de setiembre, eso no es alentador”, expresó.

Otro CAAT está previsto instalarse en el hospital de Essalud Juliaca, que debe comenzar a funcionar unos 10 días después de haga lo propio el CAAT del Hospital Carlos Monge Medrano.

LUZ DE ESPERANZA

El Comando Regional COVID-19 Puno, Fredy Velásquez, indicó que las proyecciones sobre la etapa pico de contagios por coronavirus en la región está prevista para fines de setiembre.

“Con el testeo masivo de la operación Tayta, ejecutado por las Fuerzas Armadas el pasado fin de semana, solamente en Juliaca hemos encontrado un 30% de incidencia, eso es preocupante”, dijo Velásquez.

Más de 300 fallecidos

De acuerdo con el último reporte de la Dirección Regional de Salud (Diresa) Puno, la región contabiliza 9.345 personas contagiadas con COVID-19, 2.244 de los cuales fueron dados de alta epidemiológica, otros 6.589 están en proceso de recuperación y otros 143 están hospitalizados; otros 369 personas han fallecido.

Las provincias con más alto nivel de contagio son San Román Juliaca, con 4.939 casos; seguido de Puno, con 1.879, y después se encuentran El Collao (525), Chucuito (485), Azángaro (281), Melgar (261), Huancané (260), Yunguyo (243), Carabaya (194), Sandia (156) y Lampa con 122 casos.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN EL PERÚ