Puno: mineros ilegales fueron sentenciados a prisión suspendida
Puno: mineros ilegales fueron sentenciados a prisión suspendida
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Por vez primera en la historia de la lucha contra la , el Juzgado de Investigación Preparatoria Transitoria Ambiental con sede en el Cusco, sentenció a cuatro años de pena privativa de la libertad con carácter suspendido a siete mineros que ejercían esa actividad en el distrito de Ananea, provincia puneña de San Antonio de Putina.

La decisión judicial se tomó esta tarde, vía teleconferencia, en una de las salas de audiencia de la Corte Superior de Justicia de Puno.

El representante de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Puno, Óscar Jiménez Chura, dijo al término de la audiencia que este era un caso emblemático dentro de la lucha contra la minería ilegal, pues tuvo éxito la denuncia contra esas siete personas, sentenciadas por el delito de minería ilegal en su forma agravada.

También precisó que la sentencia del juez a cargo del caso fue rápida y, en cierta forma, benévola, ya que seis de los acusados se acogieron a la figura de la colaboración eficaz, mientras que Víctor Adrián Mamani Mamani, propietario del campamento minero, se acogió a la confesión sincera.

Junto con Adrián Mamani, también recibieron la misma condena, Juan Carlos Coqueña Mamani, los hermanos Gilberto y Rene Mamani Villavicencio, Jesús Mamani García, Efraín López Condori y Rafael Huichi Mara.

Además de los cuatro años de pena privativa suspendida, cada uno de ellos deberá abonar la suma de S/. 38.700 nuevos soles, además de obedecer algunas reglas de conducta por el tiempo que dura la condena.

LA OPERACIÓN ANTIMINERA

Como se recuerda, el pasado 4 de marzo de este año todos ellos fueron hallados en plena faena de trabajo minero ilegal durante una operación de interdicción antiminera ejecutada por disposición de la Fiscalía Ambiental de Puno en el sector La Pampilla, jurisdicción del distrito de Ananea.

En esa misma acción fueron intervenidos y detenidos seis de los condenados, quienes culparon al propietario del campamento.