Las muestras fueron tomadas en febrero de este año a 55 personas, entre adultos y niños de ambos sexos, que viven por inmediaciones de la cuenca del río Coata. (Foto: Carlos Fernández)
Las muestras fueron tomadas en febrero de este año a 55 personas, entre adultos y niños de ambos sexos, que viven por inmediaciones de la cuenca del río Coata. (Foto: Carlos Fernández)
Carlos Fernández

colaborador de El Comercio

Dcarlosfb@gmail.com

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Una profunda preocupación abruma los ánimos de habitantes de los distritos de Capachica, Coata y Huata, en la provincia y región de , tras enterarse de que 34 personas dieron positivo a la presencia de arsénico y dos al mercurio, con valores por encima de los niveles permitidos, producto del consumo de agua contaminada con metales pesados en la cuenca del río Coata.

Los resultados de la investigación sobre la presencia de metales pesados en las personas de los distritos citados fueron brindados por el presidente del Frente de Defensa de la Cuenca del río Coata, Félix Suasaca, tras acceder a un informe de la Dirección General de Salud Ambiental de Lima.

Según ese informe interno, las muestras fueron tomadas en febrero de este año a 55 personas, entre adultos y niños de ambos sexos, que viven por inmediaciones de la cuenca del río Coata. A dicho cauce, ingresan las aguas residuales de la ciudad de Juliaca sin ningún tratamiento, motivo por el cual está en marcha la construcción de las plantas de tratamiento de aguas residuales.

El estudio fue remitido desde Lima, recién a fines de julio, a la Dirección Regional de Salud de Puno, quienes no pudieron hacerlo público debido al confinamiento por la pandemia del COVID-19 decretada por el gobierno.

Sin embargo, en las últimas semanas, la Red de Salud de Puno, según su director Darwin Blanco Shocosh, notificó a cada persona de la muestra sobre los resultados de ese estudio, originando malestar en los habitantes al conocerse que 34 de ellos dieron positivo al arsénico y otras dos al mercurio.

Dentro del grupo testeado, dieron positivo al arsénico cinco niños cuyas edades fluctúan entre 4 a 11 años y otros tres adolescentes entre 15 y 17 años. De los ocho casos, siete son del sexo femenino.

El problema para las personas que dieron positivo al arsénico y mercurio es que tendrán repercusiones en su salud dentro de varios años, desarrollando enfermedades crónicas impredecibles”, manifestó Blanco Shocosh, sin precisar qué tipo de enfermedades podían desarrollar, principalmente los niños.

Esta mañana, Félix Suasaca, como dirigente de la organización social, junto a otros dirigentes y tenientes gobernadores llegaron hasta la ciudad de Puno, para protestar y pedir la atención de las autoridades para afrontar el problema.

El director Regional de Salud, Walther Sebastián Oporto Sánchez, les informó que un equipo médico viajó a la zona para iniciar la evaluación médica y tratamiento correspondiente en los casos necesarios a cada persona portadora del metal pesado.

Asimismo, en una reunión de emergencia entre el citado funcionario, alcaldes de los distritos afectados y dirigentes de organizaciones sociales, se acordó la conformación de una comisión multisectorial en tema de salud, invitando para esa reunión al presidente del Consejo de Ministros Walter Martos Ruiz.

Suasaca demandó la presencia de médicos especialistas en tratamiento de enfermedades por metales pesados, además de ampliar el estudio a toda la población de los tres distritos, así como otras localidades próximas a la ciudad de Juliaca, donde nace el problema de contaminación del río Coata.

Si en esta muestra tomada a 55 personas 34 dieron positivo, cuántas más del resto de la población que consume agua contaminada tendrán presencia de arsénico y mercurio en sus cuerpos. Además, falta conocer los resultados sobre la presencia de otros metales, que al parecer están ocultando (las autoridades sanitarias) para no alarmarnos”, dijo Félix Suasaca.

VIDEO RECOMENDADO

El mundo superó el millón de muertes por COVID-19

TE PUEDE INTERESAR