En marzo del 2019, la población de Challhuahuacho bloqueó un tramo del corredor minero en Apurímac. Ahora, hay cierres en un sector de Cusco. (Foto: Archivo El Comercio / Antonio Álvarez)
En marzo del 2019, la población de Challhuahuacho bloqueó un tramo del corredor minero en Apurímac. Ahora, hay cierres en un sector de Cusco. (Foto: Archivo El Comercio / Antonio Álvarez)

El diálogo es la herramienta indispensable para solucionar los en el país, reitera el viceministro de Gobernanza Territorial de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), . En esta entrevista, el funcionario detalla la apuesta del Ejecutivo para resolver la tensión en el corredor minero en la ruta hacia la minera (Apurímac). Molina, además, sostiene que el Gobierno se mantendrá expectante ante nuevos espacios de diálogo en torno al proyecto (Arequipa) y explica el plan de cierre de brechas que será presentado el 7 de febrero.

—El presidente Martín Vizcarra confirmó esta semana que Tía María no se ejecutará durante su gestión. Usted reconoció hace meses que llegaron tarde a fomentar el diálogo en el Valle de Tambo. Es precisamente la falta de consensos lo que le cuestionan al gobierno sectores como el empresarial.

Lo que ha dicho el presidente simplemente es que no hay condiciones para hacerlo ahora. Si las condiciones aparecieran luego, veremos. Pero, parte de esto, es que los arequipeños tendrían que estar dispuestos para dialogar. Mientras eso no ocurra, no hay forma de discutir. Hemos hecho muchos esfuerzos para entablar espacios de diálogo a distinto nivel y formatos tanto en el Valle de Tambo, con las autoridades de la provincia de Islay, con líderes sociales, con instituciones, entre otros; pero todo siguió siendo complicado.


—¿El presidente evalúa viajar a Arequipa? ¿Lo han conversado?

No sé cuáles son los planes de viaje del señor presidente.


—Esta semana se reportaron dos nuevos bloqueos en el corredor vial sur (corredor minero), en la parte de Cusco, en los sectores de Capacmarca (Chumbivilcas) y Urinsaya (Espinar), que han impedido el paso de los vehículos de Las Bambas. ¿Han logrado resolver esa situación?

Lo de Capacmarca es producto de una mala interpretación que hizo un grupo de la población sobre una decisión de su concejo municipal. Básicamente, el concejo declaró que esa parte del corredor no era más una vía nacional y eso no es legal. Ya se liberó la vía en Capacmarca ayer [se refiere al viernes] y los camiones volverían a transitar. Esperamos resolver también la situación en Urinsaya. [Fuentes de la empresa indicaron ayer a este Diario que ambos tramos aún seguían bloqueados].


—Se ha advertido que el proceso de compra de los terrenos podría generar nuevos focos de tensión y conflictos en el corredor minero. ¿Cómo lo están manejando?

Vamos a establecer una tarifa única que será el costo resultante del precio de áreas más rurales con áreas más urbanas. El promedio del precio del metro cuadrado en todo el corredor es de S/25 y si existen construcciones, ese monto aumentaría. El MTC tiene que regular y reglamentar los precios a lo largo del recorrido. La meta es: queremos asfaltar todo el corredor minero antes del 28 de julio del 2021. Una vez asfaltado, lo convertimos en una vía con peajes y administrada públicamente. Además, acabamos con el problema del polvo.


—Este viernes 7 presentarán el plan de cierre de brechas para la región Loreto. ¿Cuál es el resultado más concreto de este proceso?

Es la primera vez que el Estado Peruano reflexiona sobre qué es lo que tiene que darle a la gente como beneficio porque en su territorio se hacen actividades, como la petrolera, que beneficia a todo el Perú. Eso es muy importante.


—¿En qué áreas se enfoca?

Sobre necesidades en servicios básicos, desarrollo económico, infraestructura de transporte, conectividad y fortalecimiento institucional. Lo principal es que será una herramienta para que ellos les digan a los siguientes gobiernos: “¡Esta es mi agenda, cúmplela!”.

Síguenos en Twitter como