Módulos Temas Día

Más en Perú

Senamhi prevé que temperaturas lleguen hasta los -20°C

Cada año heladas y friaje cobran unas 190 víctimas mortales y afecta a otras 350.000 personas en la sierra

Senamhi prevé que temperaturas lleguen hasta los -20°C

El efecto de la temporada de heladas y friaje ya se siente en las zonas altoandinas del sur y en la selva. El frío extremo viene afectando la sierra de Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Junín, Puno y Tacna. En las zonas más alejadas de estas regiones, los termómetros marcan niveles por debajo de los cero grados.Follow @sociedad_ECpe

La inclemencia de las bajas temperaturas se ha acentuado durante esta semana. Las localidades de Mazocruz (Puno) y Chuapalca (Tacna) han registrado los niveles más bajos en lo que va del año; las temperaturas mínimas bordearon los -12 °C y -13 °C, respectivamente.

Este escenario empeoraría en los próximos meses. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) prevé que se registren temperaturas mínimas de -20 °C en las alturas durante el período de heladas, que abarca de mayo a setiembre.

Bajo el nombre de “Antes Perú. No esperamos, actuamos”, el Ejecutivo lanzó el pasado miércoles el Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2017 –aprobado en febrero pasado–, orientado a fortalecer la coordinación intersectorial en la prevención y gestión de riesgos asociados a ambos fenómenos.

“Estamos para prevenir, no es tarde”, dijo el presidente Pedro Pablo Kuczynski en su visita al distrito cusqueño de Pichihua, cuyos habitantes sufrirán los estragos del frío en los próximos días.

Si bien los planes anuales se vienen implementando desde el 2012 –el de este año tendrá una inversión estimada de S/107 millones–, las consecuencias de las heladas en el bienestar de la población son siempre las mismas: muertes de niños y ancianos por enfermedades respiratorias, viviendas dañadas, pérdida de ganado y cultivos. Dicho fenómeno cobra cada año aproximadamente 190 víctimas mortales y afecta a otras 350 mil personas en las zonas más alejadas de la sierra.

–Tema de fondo–

En muchos casos, el riesgo sobre la salud que acarrean las bajas temperaturas se intensifica por factores estructurales ajenos a su incidencia, como la pobreza o la falta de servicios, cuyo control escapa a los planes de emergencia anuales.

Estos están relacionados con la presencia de mayores índices de desnutrición y anemia, que potencian el efecto letal de la neumonía, principal causa de mortalidad en niños menores de 5 años. Esta enfermedad ocasiona en promedio unas 300 muertes de menores cada año (casi una al día). Asimismo, las infecciones respiratorias agudas (IRA) representan cerca del 40% de las causas de consulta ambulatoria infantil.

Ciro Maguiña, vicedecano del Colegio Médico del Perú, considera que la pobreza es el principal caldo de cultivo de la neumonía y otras infecciones. “Ser pobre es tener neumonía. En un paciente en condición de pobreza, las bajas defensas de su organismo lo hacen más propenso a las infecciones respiratorias. El frío en sí mismo no es un factor”, explica el galeno.

Si bien la vacunación tiene un rol importante para disminuir (aunque no para eliminar) la tasa de incidencia de esta enfermedad, también se observa una menor cobertura en las zonas pobres.

En tanto, la proporción de niños menores de tres años con anemia supera el 50% en regiones del sur como Puno, Huancavelica, Cusco, Apurímac y Ayacucho. Solo en la primera, siete de cada diez niños padecen esta enfermedad.

Maguiña explica que la falta de prevención y la diferenciación en la cobertura de vacunación están relacionadas con la falta de capacidades de los gobiernos regionales para asumir las funciones de salud que les corresponde. Él explica que el rol rector en este rubro debería retornar al Minsa.

“En salud, la descentralización ha sido un fracaso. Se puede tener vacunas e incluso buenos médicos, pero si no se cuenta con una política sostenida en el sector, entonces todos los años tenemos que estar en plan de bomberos”, dice.

Presupuesto del 2017 se redujo

El Plan Multisectorial ante Heladas y Friaje 2017 presenta una reducción del presupuesto respecto a años anteriores. A nivel general, el Gobierno ha dispuesto S/107 millones para afrontar las heladas y el friaje, 54% menos que en el 2016 (S/233 millones).

La viceministra de Salud, Silvia Pessah, señala que pese a que se observa la misma tendencia en el rubro de salud relacionada a las heladas y friaje (S/23 millones de este año, frente a los S/45 del 2016), este monto aún asegura la cobertura de la población bajo riesgo.

“Hemos incorporado acciones que nos garantizan la protección de la población vulnerable en el rubro salud. El año pasado empezamos a vacunar contra la influenza y contra el neumococo. Hemos distribuido casi todas las vacunas de influenza en todo el país”, explica la funcionaria.

Según Pessah, estas acciones estarán complementadas con la distribución de antibióticos y 49 generadores de oxígeno, que serán repartidos en las regiones para el tratamiento de las personas con neumonía en las zonas altoandinas. “Habrá tratamiento oportuno dentro de los márgenes aceptables. Estamos trabajando para que haya intervenciones apropiadas en el tiempo justo”, concluye.

Lea más...Tweets by sociedad_ECpe

Tags Relacionados:

Friaje

Senamhi

Heladas

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada