Redacción EC

Según los resultados del los Censos Nacionales 2017, en el Perú existen 3 millones 51 mil 612 personas con discapacidad, que representa 10,4% del total de la población en el país (31'237.385).

De este grupo, el 48,3% tiene dificultad para ver; el 15,1% para moverse o caminar; el 7,6% para oír; el 4,2% para aprender o entender; el 6,3% presenta problemas para relacionarse con las demás personas. Además, el 18,2% de las personas con habilidades especiales posee dos o más tipos de discapacidad.

En cuanto al género, el 57% del total de personas con discapacidad son mujeres (1'739.111), mientras que el 43% restante son varones (1'312.433).

Alberto Casas, gerente general de Fais Perú, organización dedicada a la asesoría y capacitación en empresas a fin de que implementen mecanismos de inclusión y accesibilidad para personas con discapacidad, precisó que existe un incremento de esta población en el país, pero que esto no se ve reflejado en la contratación de personal en las empresas públicas y privadas.

De acuerdo a la Ley Nº 29973 (Ley General de la Persona con
Discapacidad), las entidades públicas están obligadas a contratar personas con discapacidad en una proporción no inferior al 5% de la totalidad de su personal, y los empleadores privados con más de cincuenta trabajadores en una proporción no inferior al 3%.

"Aún hay muy pocas empresas en el país que están contratando a personas con discapacidad, sin embargo, hay algunas que ya se encuentran en ese camino. Lo que pasa es que existe un temor a lo desconocido, a cómo poder insertar a estas personas en el ámbito laboral", indicó Casas.

Agregó que las empresas que vienen contratando a personas con discapacidad son las grandes organizaciones, la mayoría de ellas de capital extranjero y que en los últimos años han arribado al país. "Ellas poseen una visión mas transversal de la inclusión. No solo con personas con discapacidad, sino también, por ejemplo, con personas de la comunidad LGTB, entre otras poblaciones, muchas veces discriminadas en el país", dijo.

"Trabajamos primero la concientización de un organización sobre la discapacidad. Luego, trabajamos en la accesibilidad en la infraestructura, tecnología y la comunicación, este último implica el uso del sistema braille y el lenguaje de señas. Con estos pilares puedes hacer una inclusión sostenible porque garantizas el desarrollo laboral de las personas con discapacidad", explicó Casas.

El gerente general de Fais Perú señaló que el Gobierno tiene que buscar que esta población se integre a la Población Económicamente Activa (PEA). Para eso, sería necesario implementar políticas más efectivas para la inclusión de personas con discapacidad en las empresas.

"Las empresas tienen que voltear a ver a este nicho de mercado. Pero no es solamente incorporarlos, sino saber por qué lo están haciendo. Ellos (personas con discapacidad) están calificados para desempeñarse no solo en trabajos operativos, no solo es incluirlos sino también permitirles una significativa participación en el trabajo. Esos es inclusión sostenible en el tiempo", precisó Casas.

Hasta el año pasado, se conocía en el Perú que la población con discapacidad era el 5,2%, según la encuesta especializada sobre personas con discapacidad del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Luego del Censo 2017, el registro de esta población se ha duplicado (10,4%).

Casas añadió que la discapacidad es en muchos casos sinónimo de pobreza, debido a que en una familia donde hay una persona con discapacidad, uno de sus integrantes debe dejar de trabajar, lo que disminuye el ingreso económico familiar.

Por tal motivo, Alberto Casas comentó que a través de Fais Perú viene ejecutando proyectos de inclusión laboral en las distintas empresas del país, a fin de crear una concientización sobre la contratación de personas con discapacidad, resaltando las ventajas y el crecimiento que esto puede ofrecer.

Asimismo, destacó el lanzamiento del programa “Señas que Conectan” de la empresa de telefonía Entel, cuyo fin es capacitar a sus asesores de atención al cliente en lengua de señas para que las personas con dificultad auditiva puedan recibir una atención personalizada y distintiva.

Síguenos en Twitter como