Módulos Temas Día

Takanakuy, la tradición peruana de celebrar la Navidad a puñetazos

Limar asperezas es la consigna de esta celebración que se realiza cada 25 de diciembre en el Perú. Conoce la historia de esta tradición que se sella a puñetazo limpio

Takanakuy, palabra quechua que significa ‘golpearse entre sí’, es una celebración de Navidad que congrega cada 25 de diciembre a los pobladores del distrito de Santo Tomás, en Cusco, para ‘limar asperezas’.

Para cada Takanakuy de Navidad las personas se reúnen en la plaza de toros del pueblo. Quien tenga alguna rencilla con otra persona se planta en el medio del coliseo y grita su nombre. Si el mencionado se asoma, quiere decir que aceptó el duelo.

Cada pelea en el Takanakuy tiene una duración aproximada de 3 minutos, donde solo están permitidos golpes de puño y patadas. Está prohibido sujetarse de la otra persona, atacar por la espalda, tirarse encima del oponente o seguir golpeándolo si este cae al suelo. Al término de la lucha ambos contrincantes de dan un abrazo y sellan la paz, al menos, momentáneamente.

Quienes siguen la tradición también pueden vestir máscaras de lana, tocados de animales disecados encima de la cabeza y botas. Grupos de danza también demuestran su habilidad bailando entre el inicio y fin de cada pelea.

-Origen-
El Takanakuy se remonta a la época de la Colonia, cuando los españoles obligaban a los esclavos a pelear entre ellos solo por diversión cada 25 de diciembre, día de Navidad.

Tras esta época de dominio español, el Takanakuy se fusionó con la Huaylía, que consiste en cantos y danzas de resistencia inca. De este modo esta costumbre se fortaleció y se trasformó en un mecanismo para resolver los conflictos y mantener vivo el espíritu guerrero.

Los residentes de Santo Tomás realizan el Takanakuy desde antes que se establezca la Navidad, que es una tradición occidental. Durante muchos años el pueblo estuvo olvidado por las autoridades judiciales y policiales. Por esa razón, desde ese momento, se utiliza el Takanakuy para resolver problemas.

-Demostrar honor-
Aunque nadie está obligado a pelear, existe una especie de reputación ganada en el pueblo al aceptar el duelo y no rehuir del oponente.

Si el retado no acepta, un familiar o amigo puede suplantarlo. Cada peleador puede ser relevado por alguien más las veces que sea necesario hasta que ambas partes den por terminada la rencilla. Una de las condiciones es que los rivales deben tener estatura y complexión similar.

Los encargados de impartir justicia y declarar al ganador durante las peleas son los integrantes de las rondas campesinas, quienes realizan la función de árbitros.

Acompañados por sus látigos, castigan a quien no respete sus decisiones o no está conforme con el resultado.

-Dato-
Santo Tomás se ubica a una distancia de siete horas de Cusco. Con una altura de 3.481 m.s.n.m. sus más de 24.492 habitantes se dedican principalmente al comercio, a la ganadería y a la actividad minera.

MÁS DE PERÚ

Tags Relacionados:

Navidad

Takanakuy

Leer comentarios ()

SubirIrMundial 2018Ir a Somos
Ir a portada