Luis García Bendezú

author

lgarcia@comercio.com.pe

Un peruano de ofreció su testimonio a El Comercio esta semana. Él solicitó que no se revele su identidad. Tiene 31 años y  vive en White Plains, Nueva York. A continuación, su historia:

Desde el espacio, Douglas (Estados Unidos) y Agua Prieta (México) parecen una misma ciudad. No obstante, la frontera internacional es dividida por un alto muro. En el 2007, el peruano que ofrece hoy su testimonio cruzó este límite de forma ilegal por un túnel. 

“Yo me fui en el 2007. Salí del Perú el 31 de octubre y llegué a Estados Unidos el 8 de diciembre. Mi hermano había viajado primero, me dijo que la situación era buena. Me pintó flores. Él pagó US$15 mil para traerme hasta acá. Yo tenía 21 años, vivía en Ica y no tenía trabajo.

Recuerdo que me llamaron desde el penal de Lurigancho. Fui hasta allá, un hombre me esperaba. ‘Tienes que portarte bien, déjame hacer mi trabajo’, dijo. Gestionó todo: los pasajes, los hoteles, la movilidad.

Primero volé hasta Nicaragua. En una camioneta de lunas polarizadas me llevaron hasta la frontera. Crucé a Honduras, luego a El Salvador, Guatemala y finalmente llegué a México. Llevaba US$1.500 escondidos en las medias. Nunca hablaba, no confiaba en nadie.

En México llegué a Agua Prieta, en Sonora. Al principio no me dejaban cruzar a Estados Unidos porque los cárteles estaban matándose entre ellos. Vi gente muerta, todos portaban armas. Me ofrecieron US$3 mil para pasar una mochila al otro lado de la frontera, pero me negué. Al final, una noche, me hicieron cruzar por un túnel. Llegué a la ciudad de Douglas, en Arizona.

Al principio tuve que empezar desde abajo. Pasé seis meses lavando platos en . Ahora trabajo en una discoteca. Gano US$20 la hora. No me va mal, pero extraño todo del Perú. A mi familia, a mis amigos. La plata no lo es todo. A veces me dan un día libre, veo la billetera llena de dólares, pero no tengo ni con quién gastarlos. Eso es un problema”. 

DATO

El 19,5% de los peruanos en el exterior están en situación migratoria irregular, según el INEI. Este porcentaje es más alto en EE.UU. y Canadá (28,2%). En Europa y en Asia es de aproximadamente 8%.

Lee también: